Incautan computadores a bloguero por un prototipo del iPhone

martes 27 de abril de 2010 08:23 GYT
 

SAN FRANCISCO (Reuters) - La policía estadounidense irrumpió el viernes pasado en la vivienda de un bloguero en busca de fotografías de un prototipo del iPhone de Apple y otro tipo de material, dijeron el lunes la web de artilugios Gizmodo y la fiscalía.

Gizmodo.com, de Gawker Media, una popular web de dispositivos dirigidos al consumidor, dijo la semana pasada que pagó 5.000 dólares por un prototipo de iPhone de próxima generación supuestamente olvidado en un bar de Silicon Valley por uno de los ingenieros de Apple.

Stephen Wagstaffe, portavoz de la oficina del fiscal de distrito del condado de San Mateo, confirmó la redada del viernes y dijo que Apple había contactado con su oficina para denunciar el delito. Sin embargo, no dio más detalles de la investigación.

"La acusación fue que había una causa razonable de que hubiera tenido lugar un delito de robo", declaró. "Este es el inicio de la investigación".

Apple, que no estuvo disponible para comentar la información, tiene previsto desvelar el iPhone de nueva generación este verano.

Pregonando una gran exclusiva, blogueros de Gizmodo dijeron que habían devuelto el dispositivo a Apple tras recibir una petición oficial de la compañía con sede en Cupertino, pero no antes de desarmarlo e informar sobre los detalles del aparato.

Sin embargo, uno de los editores del blog, Jason Chen, dijo que la policía confiscó cuatro computadores y dos servidores, un iPad, y otros aparatos de su casa el viernes pasado.

Según una orden de registro difundida en gizmodo.com, los ordenadores podrían contener fotografías del "prototipo 4G iPhone" de Apple, así como correos electrónicos relativos a su compra, registros de llamadas e investigación sobre Gray Powell, el ingeniero de Apple que supuestamente extravió el aparato.

En una carta a la policía también publicada en gizmodo.com, la directora de operaciones y abogada de Gawker, Gaby Darbyshire, aseguró que el registro e incautación fueron ilegales según la ley de California, porque Chen trabaja como periodista para la publicación, lo que le protege ante este tipo de acciones.