RESUMEN 1-EEUU lucha por proteger costas de enorme derrame crudo

viernes 30 de abril de 2010 17:52 GYT
 

Por Matthew Bigg

VENICE, Luisiana (Reuters) - Estados Unidos se debatía el viernes para evitar un desastre ecológico que podría costarle miles de millones de dólares, debido a un inmenso derrame de petróleo que llegó a las costas de Luisiana y pone en riesgo la vida natural y las playas en el área.

Mientras las primeras olas de la marea negra teñían las marismas y las aguas bajas del delta del Misisipi, la Guardia Costera desplegaba miles de metros de barreras absorbentes a lo largo de la ribera de los estados en riesgo para prevenir que el crudo llegue masivamente a la tierra.

El petróleo mana de un pozo submarino que explotó frente a Luisiana, a razón de 5.000 barriles diarios (955.000 litros). Los pronósticos indican que el derrame afectará los estados de Misisipi, Alabama y Florida.

El incidente forzó al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, a frenar su programa de expansión de las perforaciones petroleras costa afuera, debido a la alta sensibilidad. En marzo, había revelado su plan, en parte para ganar apoyo del partido Republicano a su legislación sobre cambio climático.

Podría demorar semanas antes de que el flujo de petróleo pueda ser detenido y podría requerir de una operación para taparlo y canalizarlo hacia un buque tanque, o realizar una perforación para crear un pozo de alivio.

La Guardia Costera dijo que había recibido reportes de pobladores de que el derrame había llegado a las costas de la reserva de vida silvestre Pass-a-Loutre, en Luisiana, en el perímetro del delta del Misisipi.

Obama, sin dudas consciente de las críticas públicas que recibió el ex presidente George W Bush durante la catástrofe del huracán Katrina en el 2005, envió a su primera línea de Gobierno al área, que podría demandar unos 3.000 millones de dólares para ser limpiada.

Ese monto fue estimado por la unidad de energía de Fitch, que lo situó en un rango de entre 2.000 y 3.000 millones de dólares "una vez que la fuga toque tierra, potencialmente puede ser más, cuanto más demore el control del flujo de crudo".   Continuación...

 
<p>Barreras flotantes inflables protegen una peque&ntilde;a isla junto a Port East en el Golfo de M&eacute;xico al sur de Luisiana, donde el derrame de petr&oacute;leo del pozo Deepwater Horizon contin&uacute;a extendi&eacute;ndose, abr 29 2010. REUTERS/Sean Gardner/Greenpeace/Handout (UNITED STATES)</p>