EEUU presiona a BP por derrame petróleo en Golfo México

lunes 3 de mayo de 2010 00:55 GYT
 

Por Caren Bohan

VENICE, EEUU (Reuters) - Una gran mancha de petróleo se acercaba a la costa norte del Golfo de México y amenazaba con un desastre económico y ecológico, en tanto el presidente Barack Obama agudizó su crítica hacia BP Plc y la presionó para que detenga el crudo que brota de su pozo roto.

"Permítanme ser claro: BP es responsable por este derrame. BP pagará la factura", dijo Obama mientras visitaba el área, y se comprometió a una "plena coordinación, un esfuerzo de ayuda implacable" en la región donde las costas de cuatro estados estadounidenses están siendo amenazadas.

La petrolera británica dijo que estaba haciendo sus mejores esfuerzos para cerrar el pozo, ubicado a una profundidad de casi 1,6 kilómetros bajo las aguas del Golfo de México, pero describió una operación extraordinariamente complicada que podría llevar semanas o meses.

Es como realizar una "operación a corazón abierto a 5.000 pies en la oscuridad con submarinos controlados por robots", dijo el presidente de BP America, Lamar McKay, a la cadena ABC News.

La marea negra amenaza la vida salvaje, las playas y una de las zonas de pesca más fértiles de la nación, que se extiende por el delta del Mississippi desde Luisiana a Florida.

"Lidiamos con un desastre ambiental masivo y potencialmente sin precedentes", aseguró Obama.

El presidente recorrió los humedales de Luisiana en riesgo por el derrame de petróleo, y sobrevoló las zonas pesqueras costeras que podrían ser la más afectada por la situación.

Los esfuerzos desesperados sobre y debajo de la superficie del océano, para comprobar los flujos de petróleo y dispersar y contener la propagación de la mancha se veían obstaculizados por potentes vientos y la fuerte marea.   Continuación...

 
<p>El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, habla luego de recorrer el centro Venice de la Guardia Costera en el Golfo de M&eacute;xico para conocer de primera mano el da&ntilde;o ambiental causado por el hundimiento de la plataforma Deepwater Horizontal de BP en Venice, Luisiana, may 2 2010. REUTERS/Larry Downing (UNITED STATES)</p>