Microsoft emula a Apple en sus críticas a Adobe

viernes 30 de abril de 2010 15:07 GYT
 

BOSTON (Reuters) - El gigante tecnológico estadounidense Microsoft Corp se unió a su rival Apple en las críticas al popular software multimedia Flash, de Adobe Systems, creando un extraño vínculo entre los dos gigantes de la informática.

El presidente ejecutivo de Apple, Steve Jobs, criticó el jueves enérgicamente el programa Flash, usado para producir videos y juegos en muchos sitios de Internet. Apple ha prohibido el uso de Flash en sus iPhone y iPad.

Un ejecutivo de Microsoft se unió posteriormente a las críticas, diciendo que mientras la omnipresencia de Flash facilita a los consumidores el acceso a video en la web, tiene defectos.

"El Flash tiene algunos problemas, sobre todo de fiabilidad, seguridad y funcionamiento", dijo Dean Hachamovitch, director general del buscador Internet Explorer.

Hachamovitch señaló que Microsoft está apoyando los mismos protocolos para ofrecer contenido multimedia en la web que promueve Apple, un grupo de prototipos conocido como HTML5.

Pero Microsoft fue más conciliador con Adobe que Apple, y dijo que trabaja junto a los ingenieros de Flash para ayudar a arreglar los problemas que encuentra en el producto.

Steve Jobs, por otro lado, dijo en una carta abierta que ya es hora de que la industria deje Flash a un lado.

"Flash es un negocio de éxito para Adobe, y nosotros podemos entender por qué ellos quieren avanzar más allá de las computadoras personales, pero en los dispositivos móviles de gama baja o táctiles Flash está muy limitado", agregó.

(Reporte de Jim Finkle; Traducido por Raquel Castillo en la Redacción de Madrid; Editado en español por Juan José Lagorio)

 
<p>Foto de archivo del edificio de Microsoft en Issy-les-Moulineaux, Francia, oct 6 2009. El gigante tecnol&oacute;gico estadounidense Microsoft Corp se uni&oacute; a su rival Apple en las cr&iacute;ticas al popular software multimedia Flash, de Adobe Systems, creando un extra&ntilde;o v&iacute;nculo entre los dos gigantes de la inform&aacute;tica. REUTERS/Charles Platiau</p>