Sony espera ahora beneficios en el año fiscal 2009-2010

lunes 10 de mayo de 2010 06:47 GYT
 

TOKIO (Reuters) - La empresa tecnológica japonesa Sony dijo que probablemente registrará un beneficio anual en el último año fiscal, en lugar de su anterior previsión de una pérdida operativa, debido a recortes de costos y caídas de precios más moderadas de lo esperado.

El fabricante de los televisores Bravia y las cámaras Cyber-shot ha reducido su plantilla y cerrado fábricas tras la desaceleración mundial y se ha esforzado por apuntalar su división de televisores de pantalla plana, que ha tenido dificultades ante la feroz competencia de Samsung Electronics y otros rivales.

Sony elevó su estimación a un beneficio operativo de 32.000 millones de yenes (unos 343 millones de dólares) desde una pérdida de 30.000 millones de yenes para el año finalizado el 31 de marzo, gracias también a una recuperación de ganancias en su emprendimiento conjunto de telefonía móvil, ahorrándose un segundo año consecutivo de pérdidas operativas.

La última previsión excede el consenso de un beneficio de 3.600 millones de yenes a partir de un sondeo a 21 analistas realizado por Thomson Reuters I/B/E/S.

Starmine SmartEstimates, que pronostica los resultados poniendo más peso en las previsiones recientes de importantes analistas, esperaba un beneficio de 21.200 millones de yenes, lo que se acerca más a la última estimación de Sony.

"Está aproximadamente dentro del área de las expectativas. Una cosa que me preocupa es que Sony parece no estar alcanzando su previsión de ventas para el año," dijo el analista Ryosuke Katsura, de Mizuho Securities.

"Su rival Panasonic, por el contrario, consiguió superar tanto las previsiones de ventas como de beneficios la seman a pasada", agregó.

Sony recortó su estimación de ventas para el anterior año fiscal en un 1 por ciento, a 7,214 billones de yenes, aunque no explicó la ligera revisión a la baja.

El grupo de productos electrónicos y entretenimiento anunciará el jueves sus resultados anuales completos y previsiones para el actual año fiscal, que finaliza en marzo de 2011.

(Reporte de Kiyoshi Takenaka; Traducido por Blanca Rodríguez en la Redacción de Madrid; Editado en español por Juan José Lagorio)