Asamblea Venezuela demandará a Telefónica por estafa: legislador

lunes 10 de mayo de 2010 19:20 GYT
 

CARACAS (Reuters) - La Asamblea Nacional de Venezuela demandará a Movistar, filial del grupo de telecomunicaciones español Telefónica, por estafa continuada y pésimo servicio, dijo el lunes un legislador.

El presidente Hugo Chávez encabeza una ola de estatizaciones que ha afectado empresas eléctricas, el sector petrolero e incluso a la telefónica CANTV, nacionalizada en el 2007, cuando el Gobierno consideró que no debía estar en manos privadas por ser un servicio estratégico para la nación.

CANTV es el mayor proveedor de servicios de telefonía en el país, seguido por la filial de Telefónica, Movistar.

"Incurren en enriquecimiento sin causa", dijo el presidente de la Subcomisión de Servicios Públicos de la Asamblea, Angel Landaeta, que anunció la acción judicial ante el Tribunal Supremo de Justicia, pero no precisó fecha ni detalles.

"Movistar (...) hace constantemente incrementos de las tarifas sin consultar a los usuarios ni participarles previamente, violando la Ley de Defensa de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios. Redondean siempre hacia arriba", afirmó el diputado citado en un comunicado.

El legislador dijo que habían recibido denuncias respecto de la cobertura de la empresa, irregularidades en la facturación -como el vencimiento mensual del consumo y el cobro por minutos desde antes de que se active la comunicación- y el colapso injustificado de la plataforma.

La tercera operadora, la local Digitel, también sería demandada por las mismas faltas.

La telefonía celular es un negocio muy rentable en Venezuela, donde al cierre del primer trimestre del 2009, la penetración del servicio era del 98,96 por ciento, según el regulador estatal de la industria, Conatel.

El Gobierno socialista de Chávez impulsa una fuerte regulación sobre la economía nacional, argumentando que defiende a los pobres del capitalismo salvaje, mediante controles de precios y de cambios.

Sin embargo, el país petrolero mantiene la inflación más alta de América Latina -25,1 por ciento en el 2009- y analistas dicen que Venezuela podría ser una de las pocas economías de la región que cierre el 2010 en números rojos.

(Por Patricia Rondón Espín, editado por Javier López de Lérida)