BP mantiene estimación baja de fuga de petróleo en Golfo México

viernes 14 de mayo de 2010 12:42 GYT
 

Por Steve Gorman

PORT FOURCHON, EEUU (Reuters) - El gigante energético BP mantuvo el viernes su estimación baja del petróleo que brota en el Golfo de México y se preparaba para un nuevo esfuerzo de contención de la pérdida, mientras algunos científicos decían que la verdadera cantidad de crudo de la fuga podría ser mucho mayor.

El presidente estadounidense, Barack Obama, mantendrá un encuentro en la Casa Blanca al mediodía del viernes con miembros de su Gabinete y otros responsables de la administración, para discutir las iniciativas destinadas a frenar el derrame y cómo ayudar a las comunidades costeras afectadas.

El derrame amenaza con provocar una calamidad ecológica y económica a lo largo de la costa estadounidense sobre el Golfo.

Las proyecciones científicas de cuánto petróleo ha estado brotando sin control durante tres semanas desde el pozo submarino dañado han oscilado fuertemente, desde los 5.000 barriles por día (795.000 litros) mencionados por BP, a 100.000 barriles (15,9 millones de litros).

El director de operaciones de BP, Doug Suttles, se presentó en los programas matinales de la televisión estadounidense para defender los esfuerzos de la empresa para contener el flujo, y también para ratificar la estimación de una pérdida de 5.000 barriles por día.

"Eso es un buen rango", dijo Suttles en CNN. "No conozco el número preciso, pero creo que es alrededor de ese número".

En CBS, agregó: "estamos montando la mayor respuesta en la historia y no tiene relación con el hecho de si son 5.000 barriles por día o un número diferente".

BP, Halliburton y Transocean Ltd enfrentan una intensa vigilancia por la explosión de la plataforma Deepwater Horizon, el 20 de abril, donde muieron 11 trabajadores y que desató lo que podría ser el peor desastre ambiental en la historia estadounidense, eclipsando al derrame de Exxon Valdez en 1989.   Continuación...

 
<p>Cient&iacute;ficos revisan una playa en Port Fourchon, Luisiana, mayo 13 2010. REUTERS/Lee Celano (UNITED STATES)</p>