BP intenta instalar aparato para contener derrame Golfo México

sábado 15 de mayo de 2010 02:29 GYT
 

Por Steve Gorman

PORT FOURCHON, EEUU (Reuters) - El gigante energético BP intentaba el sábado concluir con éxito su más reciente intento por contener un derrame de crudo que sale desde un pozo submarino en el Golfo de México, mientras residentes de la zona se preparan para un desastre ambiental.

Mientras el crudo fluye sin control desde un pozo ubicado a 1,6 kilómetros bajo el mar en el Golfo, la firma con base en Londres luchaba por guiar a los robots submarinos para que inserten un tubo estrecho envuelto en una cubierta de goma en una tubería de 54 centímetros que ahora derrama petróleo, y desviarlo hacia una nave en la superficie.

"Ese trabajo actualmente está en desarrollo y esperamos comenzar las operaciones durante la noche", dijo el presidente de operaciones de BP, Doug Suttles, a periodistas en la noche del viernes.

Un portavoz de BP dijo en la noche del viernes que el proceso de instalación aún continúa. Eso fue muy poco alivio para la gente de la región, ansiosa por ver avances y temerosa de que su estilo de vida cambie a medida que la crisis se extiende.

Mientras personal de la Guardia Nacional presiona por tapar las brechas de una larga línea de barreras flotantes protectoras diseñada para mantener el petróleo lejos del enorme sistema de marismas, vital para Luisiana, los camaroneros varados por la crisis seguían buscando trabajos alternativos.

"Quiero vomitar ahora mismo", dijo Michael Gros, de 51 años, propietario de un bote camaronero y capitán de Larose, un pueblo en La Fourche Parish de Luisiana.

"He estado haciendo por 22 años a tiempo completo, realmente no sé hacer otra cosa", dijo en con un suave acento cajún. "Si no llega a nuestras marismas y las no las arruina, estaría muy impresionado. Una vez que la grama muere, desaparece", agregó.

El intento previo del gigante energético por detener el derrame -con un domo enorme- fracasó la semana pasada después de que una acumulación de hidrocarbonos congelados lo hizo inútil.   Continuación...

 
<p>Cient&iacute;ficos revisan una playa en Port Fourchon, Luisiana, mayo 13 2010. REUTERS/Lee Celano (UNITED STATES)</p>