G.Bretaña e Irlanda crean nueva zona vuelo por ceniza

lunes 17 de mayo de 2010 19:27 GYT
 

Por Stefano Ambrogi

LONDRES (Reuters) - La agencia de supervisión de tráfico aéreo de Gran Bretaña anunció el lunes que acordó la creación de una nueva zona de vuelo con funcionarios irlandeses y fabricantes aeronáuticos, a fin de limitar las interrupciones causadas por la ceniza volcánica procedente de Islandia.

La nueva "zona temporal" empezará a ser usada sobre el espacio aéreo británico e irlandés desde el mediodía del martes, permitiendo a las aerolíneas volar a través de aéreas con mediana intensidad de ceniza que previamente estaban fuera de los límites, indicó un comunicado.

La decisión se produjo tras la cancelación el lunes de 1.000 vuelos y el retraso de miles de pasajeros en el norte de Europa, debido a que los vientos empujaron la nube de ceniza volcánica hacia la región.

Varios de los aeropuertos más ajetreados del mundo, incluyendo Heathrow de Londres y Schiphol en Amsterdam, fueron cerrados por varias horas por temor a que la ceniza dañara los motores de los aviones y provocara accidentes.

Eurocontrol, la agencia de tráfico aéreo en Europa, dijo que alrededor de 1.000 vuelos de un total de 28.000 fueron cancelados el lunes, pero dio a los pasajeros la esperanza de que la interrupción terminará pronto.

El espacio aéreo de Holanda fue reabierto a las 1100 GMT y los aeropuertos de Heathrow y Gatwick retomaron sus actividades después de suspensiones durante la madrugada.

La Met Office, el servicio meteorológico de Gran Bretaña, dijo que los vuelos en dirección sur empujarían la nube fuera del espacio aéreo de Gran Bretaña y el norte de Europa el lunes y el martes.

La ceniza procedente del mismo volcán causó el mes pasado interrupciones masivas en el tráfico aéreo europeo, con la cancelación de unos 100.000 vuelos, lo que dejó en tierra a millones de pasajeros. Las aerolíneas perdieron 1.700 millones de dólares, según la Asociación Internacional de Transporte Aéreo.   Continuación...

 
<p>Una pasajera espera junto a su equipaje luego de que cientos de vuelos fuesen cancelados en el aeropuerto Heathrow de Londres. Mayo 17 2010. La nube de ceniza volc&aacute;nica procedente de Islandia caus&oacute; el lunes importantes alteraciones en aeropuertos de Gran Breta&ntilde;a y otras zonas del norte de Europa, dejando en tierra unos 1.000 vuelos y retrasando a decenas de miles de pasajeros, seg&uacute;n las autoridades de aviaci&oacute;n. REUTERS/Luke MacGregor</p>