18 de mayo de 2010 / 17:50 / hace 7 años

Hallan alquitrán en Florida y crece temor expansión derrame EEUU

<p>Petr&oacute;leo cae de los guantes de goma de un bi&oacute;logo marino de Greenpeace, mientras muestra la contaminaci&oacute;n en la desembocadura del r&iacute;o Misisipi, donde se junta con el Golfo de M&eacute;xico, en Lusiana. Mayo 17 2010. El descubrimiento de bolas de alquiltr&aacute;n en Key West, en Florida, aliment&oacute; el temor en Estados Unidos de que el enorme derrame de crudo del Golfo de M&eacute;xico se est&eacute; extendiendo por las corrientes oce&aacute;nicas, mientras el gigante de energ&iacute;a BP trabaja para reducir la fuga de su pozo submarino. REUTERS/Hans Deryk</p>

Por Jeff Mason y Matt Bigg

HOUSTON/COCODRIE, Luisiana, Estados Unidos, mayo 18 (Reuters) - El descubrimiento de bolas de alquiltrán en Key West, en Florida, alimentó el temor en Estados Unidos de que el enorme derrame de crudo del Golfo de México se esté extendiendo por las corrientes oceánicas, mientras el gigante de energía BP trabaja para reducir la fuga de su pozo submarino.

Después de insertar un tubo de 1,6 kilómetros de largo en el ducto desde el que mana el petróleo de un pozo averiado, BP dijo el martes que estaba atrapando unos 2.000 barriles por día (bpd), cerca del 40 por ciento de los 5.000 barriles que estima se derraman diariamente.

La firma espera aumentar la tasa de captura de crudo.

Un helicóptero de la Guardia Costera y expertos de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica planean rastrear la zona de Florida en búsqueda de señales de una mayor contaminación luego de que autoridades encontraran en la orilla unas 20 bolas de alquitrán de hasta 20 centímentros de diámetro.

Las pruebas para determinar si las esferas de alquitrán en el sector sur de los populares estrechos de Florida provienen del pozo dañado de BP están en proceso. De confirmarse, sería el registro más al sur y al este que se tiene del derrame.

Los expertos pronosticaron el riesgo de que la pérdida de petróleo sea captada por la potente corriente Loop que circunvala la península de Florida, y la lleve posiblemente hasta la costa este.

Esta posibilidad alimentó la preocupación por el impacto que podría causar a la multimillonaria industria turística de Florida y sus efectos sobre el único arrecife de coral en la plataforma continental de Estados Unidos.

Las acciones de BP subieron un 0,77 por ciento el martes en Londres, incluso luego de que la compañía estimara la factura por la limpieza en 625 millones de dólares, 175 millones más que algunos días atrás, y mientras los analistas dicen que los costos podrían alcanzar miles de millones.

El derrame ha amenazado con ser una calamidad económica y ambiental para la costa estadounidense y el Gobierno debió aumentar la zona de veda de pesca al 19 por ciento del área económica exclusiva del Golfo, desde el 10 por ciento anterior.

VECINDARIO

Tom Mueller, portavoz de BP, dijo que los ingenieros de la compañía, que usan robots subacuáticos para intentar controlar la pérdida en el lecho marino, creen que pueden aumentar la cantidad de crudo que están captando, y que está siendo transferido a un buque tanque en la superficie.

“Veremos cuánto crece el flujo hoy, y estamos viendo de incrementarlo en el tiempo”, señaló.

Funcionarios han destacado que el derrame hasta ahora ha tenido impacto mínimo sobre la costa y la vida silvestre a lo largo de la costa del Golfo, pero restos de petróleo y bolas de alquitrán habían sido reportadas antes en Luisiana, Alabama y Misisipi.

A medida que el petróleo se introduce en las ricas áreas pesqueras de Luisiana y la actividad comercial y deportiva se suspende en el Golfo, los residentes están preocupados de que su estilo de vida esté bajo amenaza.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunciaría este martes la creación de una comisión para investigar el incidente en momentos en que la industria petrolera y sus prácticas están bajo la lupa.

Pero el martes, el secretario de Interior de Estados Unidos, Ken Salazar, dijo al Congreso que el país aún debe contar con la perforación petrolera mar adentro para cubrir sus necesidades energéticas.

“El desarrollo costa afuera es una parte necesaria de ese futuro”, dijo el funcionario al comité de Energía y Recursos Naturales del Senado durante una audiencia por el desastre ecológico.

Cuando el Gobierno evalúe desarrollar nuevas áreas de exploración petrolera mar adentro, realizará estudios ambientales, dará participación a la población y considerará los riesgos para los trabajadores, añadió.

Mientras tanto, la comisión presidencial investigará asuntos relacionados al derrame y sus consecuencias, incluyendo seguridad de las plataformas y regímenes regulatorios a los niveles local, estatal y federal.

El papel supervisor del Gobierno federal, las protecciones medioambientales y la estructura y funciones del Servicio de Manejo de Minerales, la agencia del Departamento del Interior ya han sido duramente criticadas por sus prácticas regulatorias, y también serán parte de la agenda del panel.

IMAGEN DE BP

BP acordó aportar al panel del Senado que lleva adelante los cuestionarios a las empresas involucradas todos los videos vinculados al derrame, que los legisladores consideran clave para dimensionar la catástrofe.

Mientras tanto, BP se debate por minimizar los daños a su imagen.

“Realmente creo, por primera vez, que hemos volteado la esquina es este desafío”, dijo el lunes, Tony Hayward, presidente ejecutivo de BP.

Inversores ya quitaron cerca de 30.000 millones de dólares al valor de BP en bolsa debido al derrame, el cual comenzó después de la explosión de la plataforma de perforación Deepwater Horizon el 20 de abril, que dejó 11 trabajadores muertos.

El desastre ha golpeado la imagen de BP, que ya estaba en la mira tras un derrame en uno de sus ductos en Alaska, Estados Unidos, en el 2006 y un incendio del 2005 en una refinería de la compañía en Texas City, que dejó 15 muertos y 180 heridos.

Reporte adicional de Steve Gorman en Cocodrie, Luisiana, Anna Driver en Houston y Sarah Young en Londres. Editado en español por Damián Wroclavsky

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below