Hallan alquitrán en Florida y crece temor expansión derrame EEUU

martes 18 de mayo de 2010 15:01 GYT
 

Por Jeff Mason y Matt Bigg

HOUSTON/COCODRIE, Luisiana, Estados Unidos, mayo 18 (Reuters) - El descubrimiento de bolas de alquiltrán en Key West, en Florida, alimentó el temor en Estados Unidos de que el enorme derrame de crudo del Golfo de México se esté extendiendo por las corrientes oceánicas, mientras el gigante de energía BP trabaja para reducir la fuga de su pozo submarino.

Después de insertar un tubo de 1,6 kilómetros de largo en el ducto desde el que mana el petróleo de un pozo averiado, BP dijo el martes que estaba atrapando unos 2.000 barriles por día (bpd), cerca del 40 por ciento de los 5.000 barriles que estima se derraman diariamente.

La firma espera aumentar la tasa de captura de crudo.

Un helicóptero de la Guardia Costera y expertos de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica planean rastrear la zona de Florida en búsqueda de señales de una mayor contaminación luego de que autoridades encontraran en la orilla unas 20 bolas de alquitrán de hasta 20 centímentros de diámetro.

Las pruebas para determinar si las esferas de alquitrán en el sector sur de los populares estrechos de Florida provienen del pozo dañado de BP están en proceso. De confirmarse, sería el registro más al sur y al este que se tiene del derrame.

Los expertos pronosticaron el riesgo de que la pérdida de petróleo sea captada por la potente corriente Loop que circunvala la península de Florida, y la lleve posiblemente hasta la costa este.

Esta posibilidad alimentó la preocupación por el impacto que podría causar a la multimillonaria industria turística de Florida y sus efectos sobre el único arrecife de coral en la plataforma continental de Estados Unidos.

Las acciones de BP subieron un 0,77 por ciento el martes en Londres, incluso luego de que la compañía estimara la factura por la limpieza en 625 millones de dólares, 175 millones más que algunos días atrás, y mientras los analistas dicen que los costos podrían alcanzar miles de millones.   Continuación...

 
<p>Petr&oacute;leo cae de los guantes de goma de un bi&oacute;logo marino de Greenpeace, mientras muestra la contaminaci&oacute;n en la desembocadura del r&iacute;o Misisipi, donde se junta con el Golfo de M&eacute;xico, en Lusiana. Mayo 17 2010. El descubrimiento de bolas de alquiltr&aacute;n en Key West, en Florida, aliment&oacute; el temor en Estados Unidos de que el enorme derrame de crudo del Golfo de M&eacute;xico se est&eacute; extendiendo por las corrientes oce&aacute;nicas, mientras el gigante de energ&iacute;a BP trabaja para reducir la fuga de su pozo submarino. REUTERS/Hans Deryk</p>