19 de mayo de 2010 / 22:09 / en 7 años

Argentina duplicaría cantidad obligatoria de mezcla biodiésel

Por Helen Popper

BUENOS AIRES (Reuters) - Argentina quiere reducir sus importaciones de diésel obligando a las firmas energéticas a mezclar más biocombustible elaborado con aceite de soja con el derivado del crudo el próximo año, dijo un industrial del sector.

La ley vigente, que estipula que todo el diésel comercializado en el país debe contener un 5 por ciento de biodiésel, entró en vigencia a inicios del año en Argentina, el cuarto productor internacional de ese combustible de origen orgánico y el principal proveedor mundial de aceite de soja.

Pero el Gobierno está evaluando una propuesta que elevaría al 10 por ciento la cantidad que debe mezclarse, en un intento por reducir las importaciones del diésel.

“El Gobierno tiene la convicción de las ventajas que trae la producción y uso de biodiésel, ya que contribuye a mejorar el medio ambiente, a diversificar la matriz energética y a reducir las importaciones de gasoil”, dijo Claudio Molina, director ejecutivo de la Asociación Argentina de Biocombustibles e Hidrógeno (AABH).

“La decisión política de aumentar el corte está tomada”, agregó.

El Gobierno está manteniendo conversaciones con la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa), dijo Molina, que cree que los productores de automóviles accederán a una mezcla inicial del 7 por ciento, que luego sería elevada a 10 por ciento.

“(El cronograma aún) no está definido. Arriesgando una fecha, pienso que a partir de enero de 2011 se implementará el B7 (mezcla del 7 por ciento), de manera obligatoria”, señaló el titular de la AABH.

Una fuente del sector automotriz confirmó que representantes de la industria mantienen reuniones sobre el tema, pero no se pudo contactar a funcionarios del Gobierno.

La capacidad de producción de biodiésel de Argentina es de 2,5 millones de toneladas por año. La actual disposición de una mezcla del 5 por ciento representa unas 800.000 toneladas del producto, según la Cámara Argentina de Biocombustibles (CARBIO), que nuclea a empresas productoras de gran escala.

El director ejecutivo de CARBIO, Víctor Castro, dijo que las exportaciones de biodiésel en el 2010 podrían superar los 1,15 millones de toneladas embarcados el año pasado.

“Pensamos que las exportaciones a Europa van a ser similares a las del 2009 o incluso un poco superiores”, señaló Castro.

El sector podrá mantener sus actuales niveles de exportación aún si el consumo doméstico del biocombustible se duplica, ya que la actividad sigue atrayendo inversiones para incrementar su capacidad productiva, dijo Molina.

Algunos analistas del sector señalaron que la ley de mezcla del 5 por ciento reduciría las exportaciones de biodiésel argentino.

Sin embargo, la revista con sede en Hamburgo Oil World dijo a inicios de mayo que las embarcaciones del derivado en Argentina en los primeros cuatro meses del año alcanzaron un nivel récord.

Según la publicación especializada en oleaginosas y sus derivados, las exportaciones de biodiésel del país austral subieron a 430.000 toneladas entre enero y abril, desde las 200.000 toneladas registradas durante el mismo período del 2009.

Argentina está buscando reducir las importaciones para proteger su balanza comercial, que retrocedió un 77 por ciento en marzo.

En el 2008, la nación sudamericana importó 1,8 millones de toneladas de diésel por cerca de 1.900 millones de dólares, mientras que en el 2006 las compras del combustible fueron inferiores a 500.000 toneladas, según datos oficiales.

Reporte de Helen Popper; Editado en español por Maximilian Heath

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below