EEUU critica a BP por plazos no cumplidos en derrame

domingo 23 de mayo de 2010 19:53 GYT
 

Por Matthew Bigg y Chris Baltimore

VENICE/HOUSTON, EEUU (Reuters) - Estados Unidos amenazó con apartar a BP de los esfuerzos por sellar un dañado pozo en el Golfo de México si no hace suficiente por frenar la fuga de crudo, aunque admitió que sólo la firma y la industria petrolera conocen cómo frenar el derrame en aguas profundas.

El secretario de Interior de Estados Unidos, Ken Salazar, dijo el domingo que Washington está frustrado y enojado de que BP Plc no haya cumplido "plazo tras plazo" en sus esfuerzos por sellar el pozo, más de un mes después de que una explosión en la plataforma provocó el desastre.

"Estoy enojado y frustrado de que BP haya sido incapaz de frenar la fuga de este petróleo y frenar la expansión de la contaminación", dijo Salazar a reporteros tras visitar las oficinas centrales de BP en Estados Unidos en Houston.

"Si encontramos que no están haciendo lo que se supone que debieran hacer, los apartaremos de la manera apropiada", agregó a reporteros.

Las duras palabras de Salazar ocurrieron luego de las del presidente Barack Obama el sábado, cuando culpó del derrame a "una falta de responsabilidad" de BP. El desastre se ha transformado en la prioridad de la abarrotada agenda doméstica de Obama.

El jefe de la Guardia Costera, almirante Thad Allen, reconoció el domingo que el Gobierno está obligado a depender de BP y del sector petrolero privado para tratar de frenar la fuga.

Al mismo tiempo, BP señaló que el método de contención que estaba intentando en el fondo marino estaba capturando mucho menos de la fuga petrolera que hace tres días.

Ingenieros de la firma estaban preparando otras soluciones de corto plazo, una de ellas prevista para comenzar tarde el martes, aunque el director ejecutivo de BP, Bob Dudley, dijo que "no había certeza" del éxito en profundidades sin precedentes en las cuales estaban trabajando, a 1,6 kilómetros de la superficie marina.   Continuación...

 
<p>Ecologistas toman muestras del agua contaminada por un derrame de petr&oacute;leo, cerca del Paso Loutre, en Lusiana. Mayo 20 2010. Enojo, escepticismo y acusaciones de adulterar informaci&oacute;n cubr&iacute;an el viernes a la petrolera BP Plc, mientras se debat&iacute;a para contener un derrame de crudo de un pozo submarino, que desde hace un mes vierte una marea negra sobre el Golfo de M&eacute;xico. REUTERS/Lee Celano</p>