Aumenta presión a BP mientras se extiende derrame

lunes 24 de mayo de 2010 10:14 GYT
 

Por Matthew Bigg

VENICE, EEUU (Reuters) - BP redujo fuertemente el lunes su estimación de cuánto petróleo se está desviando del pozo averiado en el Golfo de México, mientras Washington mantenía la presión sobre el gigante de la energía por el desastre ambiental.

BP dijo que el petróleo recolectado por el tubo de 1,6 kilómetros de largo unido al ducto submarino atrapó por momentos sólo 1.360 barriles por día (216.200 litros) por día en los seis días anteriores al 23 de mayo.

En promedio, dijo BP, el petróleo capturado durante ese período fue de 2.010 barriles por día. La semana pasada la compañía había dicho que el tubo atrapaba cerca de 5.000 barriles por día (795.000 litros).

El grupo petrolero cree que cerca de 5.000 barriles se han estado filtrando todos los días, aunque algunos expertos han dado números significativamente mayores del tamaño de la fuga.

La menor estimación de BP se produce cuando miembros del Gabinete del Presidente de Estados Unidos, Barack Obama, visitarán la costa del Golfo de México para mantener la presión sobre la firma energética BP y siguen las críticas de Estados Unidos a los esfuerzos de la gigante energética para contener la fuga de petróleo después de más de un mes.

El Gobierno de Obama advirtió el domingo a BP que retiraría a la compañía de los esfuerzos para sellar el pozo dañado si el gigante energético no hace lo suficiente por contenerlo.

Pero el Gobierno, que está bajo una creciente presión para hacer algo que evite la catástrofe ambiental que se avecina, reconoció que sólo la compañía y la industria petrolera tienen el conocimiento para detener la filtración.

BP está trabajando en nuevas medidas para tratar de detener el torrente de petróleo que comenzó después de una explosión el 20 de abril que hundió la plataforma Deepwater Horizon, matando a 11 trabajadores.   Continuación...

 
<p>Trabajadores contratados por BP limpian una playa contaminada por el derrame de petr&oacute;leo del Golfo de M&eacute;xico en Port Fourchon, Luisiana, mayo 23 2010. REUTERS/Lee Celano (UNITED STATES)</p>