Grupo que asigna dominios online no quiere control de la ONU

martes 25 de mayo de 2010 11:36 GYT
 

EL CAIRO (Reuters) - El jefe de la organización que asigna las direcciones de Internet de todo el mundo, como .com y .net, se mostró en contra de las propuestas de colocar al grupo, ahora supervisado por Estados Unidos, bajo control de Naciones Unidas o algún otro organismo internacional.

La Corporación de Internet para Nombres y Números Asignados (ICANN), que se encuentran en el centro del debate mundial sobre quién debería gestionar Internet, es lo más parecido a una autoridad central que tiene ese vasto sistema de redes informáticas interconectadas.

Países como Irán y Brasil sostienen que ICANN, que se fundó en 1998 amparado por el Departamento de Comercio de Estados Unidos y aún depende en parte del Gobierno estadounidense, debería ceder sus competencias a un organismo global como Naciones Unidas.

"Si piensas en esa proporción, o ritmo, en tecnología simplemente es mucho más rápido de lo que podrían adaptarse la mayorías de las formas tradicionales de desarrollo de política", comentó a Reuters Rod Beckstrom, presidente ejecutivo de ICANN.

Estar sujeto a un control estatal multilateral restaría agilidad a ICANN, afirmó el funcionario, haciendo más improbable el desarrollo rápido de tecnologías como los nombres de dominio en caracteres árabes, que están supliendo una creciente demanda en Internet.

"Es difícil imaginar cualquier reemplazo (del sistema actual), y creo que en cierto modo puedo decir esto de forma objetiva porque he trabajado para el Gobierno también", dijo, añadiendo que una decisión semejante dependería de los consejeros de ICANN.

Aun así, el Gobierno estadounidense accedió el pasado septiembre a varios cambios en la corporación, que ya no respondería sólo ante Estados Unidos, dentro de un esfuerzo por darle más voz a las organizaciones internacionales.

El acuerdo creó un equipo internacional para supervisar el trabajo de ICANN, que tiene previsto emitir sus recomendaciones iniciales a final de año. También se han creado unas guías básicas para darle más transparencia al grupo.

Varios países sugirieron en el 2003 que ICANN debería estar sujeto a la Unión Internacional de Telecomunicaciones, una agencia de Naciones Unidas, pero esa idea tropezó con la opinión de que el sector privado está más capacitado para gestionar el sistema de direcciones de la red.

El contrato que da autoridad a ICANN sobre buena parte de las tareas básicas de Internet, como asignar las direcciones IP (siglas en inglés de Protocolo de Internet), debería revisarse el año que viene.

(Reporte de Alexander Dziadosz; Traducido por Cristina Fuentes-Cantillana en la Redacción de Madrid; Editado en español por Juan José Lagorio)