BP pelea contra derrame; Obama extiende veda perforación

jueves 27 de mayo de 2010 14:22 GYT
 

Por Ed Stoddard y Jedd Mason

VENICE, EEUU (Reuters) - La petrolera BP dijo el jueves que había avances en su intento por tapar el pozo dañado en el Golfo de México, mientras datos oficiales de Estados Unidos mostraron que el derrame se había convertido en el peor de la historia del país al superar al del Exxon Valdez.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, llamó al incidente un "desastre sin precedentes" y expresó su "enojo y frustración" al anunciar una ampliación por 6 meses de la veda para nuevas perforaciones en aguas profundas mientras una comisión investiga las causas de la catástrofe.

Obama fustigó a la industria petrolera y señaló que su relación con los reguladores era cómoda y "a veces corrupta" en el pasado y que eso había llevado a una falta de control en el área. El mandatario dijo que la marea negra subrayó la necesidad de hacer más severa la regulación.

Millones de litros de crudo se derramaron en las aguas del Golfo desde que el 20 de abril una explosión en la plataforma Deepwater Horizon quitó la vida a 11 operarios y abrió una fuga de petróleo a 1,6 kilómetros de profundidad sobre el lecho marino, que amenaza a varias poblaciones costeras.

La conmoción política derivada del desastre medioambiental ocasionó su primera víctima de alto rango con la renuncia de la jefa del ente regulador de las perforaciones petroleras mar adentro.

La decisión de Obama de extender la moratoria afecta a la exploración petrolera costa afuera y es un potencial golpe a su iniciativa para revisar toda la política energética.

El director gerente de BP, Robert Dudley, dijo que la compleja operación llamada "top kill", que comenzó el miércoles y consiste en inyectar líquidos pesados en el pozo dañado y luego cementarlo, estaba avanzando "tal como queremos".

Pero aclaró en el programa "Today Show" de NBC que era demasiado temprano para decir si era un éxito.   Continuación...

 
<p>Restos de petr&oacute;leo flota en la superficie del Paso A Loutre, Lusiana. Mayo 26 2010. BP Plc enfrenta el jueves una jornada crucial en su lucha contra un derrame de petr&oacute;leo en el Golfo de M&eacute;xico, cuando se evaluar&aacute; si su nuevo intento por sellar una fuga en un pozo submarino es un &eacute;xito o un nuevo fracaso. REUTERS/Sean Gardner</p>