RESUMEN 1-BP pelea contra derrame, Obama rechaza críticas

jueves 27 de mayo de 2010 22:58 GYT
 

Por Jeff Mason y Ed Stoddard

WASHINGTON/VENICE, EEUU (Reuters) - La gigante energética BP dijo el jueves que su reciente intento por sellar su pozo averiado en el Golfo de México prosigue según lo planeado, mientras que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, rechazó las críticas sobre una supuesta lentitud en responder al peor desastre petrolero en la historia del país.

Casi 40 días después del accidente, el derrame de petróleo de BP ha superado al del Exxon Valdez en las costas de Alaska en 1989, según estimados del Gobierno estadounidense sobre la cantidad de petróleo vertido en el Golfo.

La reciente operación de BP, llamada "top kill" y que comenzó el miércoles, podría sellar el pozo ubicado en el lecho marino, a 1,6 kilómetros de profundidad, pero la compañía dijo que pasarán otras 24 horas o más antes de conocer el resultado.

La petrolera y el Gobierno estadounidense han gastado hasta el momento unos 850 millones de dólares en los trabajos de limpieza del derrame de crudo en el Golfo de México, dijo el jueves la firma.

Un día antes de visitar el Golfo por segunda vez, Obama expresó su "enojo y frustración" por la falla de BP en sellar el pozo averiado.

En la Casa Blanca, Obama defendió reiteradamente a su administración frente a la ola de críticas de los residentes del Golfo de México sobre su lenta respuesta al accidente y su extrema dependencia en BP en buscar soluciones.

El accidente podría convertirse en una importante responsabilidad política para Obama de cara a las elecciones en noviembre que se espera desgasten el control de su Partido Demócrata en el Congreso estadounidense.

"Aquellos que piensan que fuimos lentos en nuestra respuesta o que hubo falta de urgencia no saben los hechos", dijo Obama.   Continuación...

 
<p>Restos de petr&oacute;leo con dispersante frente a la costa de Luisiana, EEUU. Mayo 27 2010. La gigante energ&eacute;tica BP dijo el jueves que su reciente intento por sellar su pozo averiado en el Golfo de M&eacute;xico prosigue seg&uacute;n lo planeado, mientras que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, rechaz&oacute; las cr&iacute;ticas sobre una supuesta lentitud en responder al peor desastre petrolero en la historia del pa&iacute;s. REUTERS/Sean Gardner</p>