iPads cuestan más en Europa y Gran Bretaña que en EEUU: estudio

lunes 31 de mayo de 2010 01:26 GYT
 

Por Rob Taylor

CANBERRA (Reuters) - Gran Bretaña y Europa son los sitios donde cuesta más caro adquirir la nueva computadora iPad de Apple Inc, con precios casi un 25 por ciento mayores que en Estados Unidos, según descubrió un nuevo estudio.

Aunque la muy esperada computadora debería cotizarse casi al mismo precio global si se ajustan apropiadamente las tasas cambiarias, el índice australiano CommSec iPad descubrió grandes ahorros para los europeos que viajan a Asia, Estados Unidos o incluso Australia.

"En Gran Bretaña, Alemania, Francia e Italia, un iPad cuesta entre un 20 y un 25 por ciento más que en Estados Unidos", dijo Craig James, economista en jefe de la división bursátil CommSec del Commonwealth Bank de Australia.

"El interrogante es si Apple ha fijado un precio demasiado elevado para el mercado europeo, o si la libra esterlina y el euro necesitan depreciarse más para alinear el precio global", agregó.

El índice CommSec es una variación moderna del antiguo referencial Big Mac compilado por la revista The Economist, y compara el precio del iPad en 10 países, entre ellos Alemania, Francia, Italia, Suiza, España, Gran Bretaña, Japón, Australia y Canadá.

Los precios de la versión más barata que sólo cuenta con conexión WiFi van desde 499 dólares en Estados Unidos al equivalente de 620 dólares en Gran Bretaña por el modelo de nivel básico de 16 gigabytes.

El mismo cuesta 520 dólares en Canadá, 536 dólares en Japón y 533 dólares en Australia.

En el otro extremo, un modelo iPad de 64 gigas con WiFi y conectividad 3G cuesta 829 dólares en Estados Unidos contra 1.010 dólares en Gran Bretaña y 980 dólares en Alemania, Francia e Italia.   Continuación...

 
<p>Imagen de archivo de una persona comprando un computador iPad en una tienda de Apple, en Tokio. Mayo 28 2010. Gran Breta&ntilde;a y Europa son los sitios donde cuesta m&aacute;s caro adquirir la nueva computadora iPad de Apple Inc, con precios casi un 25 por ciento mayores que en Estados Unidos, seg&uacute;n descubri&oacute; un nuevo estudio. REUTERS/Kim Kyung-Hoon /ARCHIVO</p>