Trabajadores planta iPhone en China recibirán aumento de sueldo

miércoles 2 de junio de 2010 07:54 GYT
 

LONGHUA, China (Reuters) - Los trabajadores de la línea de producción del centro manufacturero chino de Foxconn conseguirán un aumento del 30 por ciento de sus sueldos, después de que Apple, su cliente principal, calificase de preocupantes los recientes suicidios en la planta.

La sucesión de muertes en la fábrica ha llamado la atención sobre las condiciones laborales en una región que está experimentando una creciente agitación laboral.

En sus sus primeros comentarios públicos acerca de este problema, el presidente ejecutivo de Apple, Steve Jobs, expresó su preocupación.

"Es una situación difícil", dijo Jobs el martes en la conferencia All Things Digital, que tuvo lugar en California. "Estamos intentando entenderlo, antes de seguir adelante y decir que conocemos la solución", agregó.

La compañía taiwanesa Hon Hai Precision Industry, dueña de Foxconn, dijo el miércoles que los sueldos subirán alrededor de un 30 por ciento de inmediato, por encima de la subida del 20 por ciento que había anunciado el mes pasado.

La empresa dijo que el aumento de sueldo es un reflejo de la subida de precios en China, y que espera ganarse así el respeto de los trabajadores y que se eleve de este modo su nivel de eficiencia.

La japonesa Honda ya había ofrecido un aumento de sueldo del 24 por ciento para acabar con una violenta huelga en una planta de autos en la región, apodada el taller del mundo.

"(Foxconn) tiene que convertir esto en una medida agresiva para evitar que se perjudique más la reputación de la empresa. Pero no es probable que todo se solucione con un aumento de sueldo", dijo Sean Chen, un inversor de Cathay Securities Investment Trust.

"Esta acción seguramente aumentará la presión en otras industrias manufactureras del sur de China. Hay que tener en cuenta, sin embargo, que la política de China era mejorar los salarios de sus trabajadores. Simplemente ocurre que el incidente de Foxconn lo ha acelerado", agregó.   Continuación...