7 de junio de 2010 / 21:59 / hace 7 años

RESUMEN 1-EEUU dice limpieza derrame de crudo podría tomar años

<p>Un pel&iacute;cano cubierto de crudo intenta subir a un contenedor de petr&oacute;leo en la colonia de aves Queen Bess cerca de Luisiana, EEUU, jun 5 2010. BP planea duplicar a 20.000 barriles por d&iacute;a la cantidad de crudo que captura de su pozo da&ntilde;ado en el Golfo de M&eacute;xico, mientras que la costa de Estados Unidos deber&aacute; luchar durante a&ntilde;os para superar la cat&aacute;strofe, dijo el lunes la Guardia Costera. REUTERS/Sean Gardner ENVIRONMENT)</p>

Por Jeff Mason y Anna Driver

WASHINGTON/VENICE (Reuters) - La gigante energética BP busca duplicar la cantidad de crudo que captura desde su pozo dañado en el Golfo de México, mientras que la costa de Estados Unidos deberá luchar durante años para superar la catástrofe, dijo el lunes la Guardia Costera.

El almirante Thad Allen de la Guardia Costera, a cargo de los esfuerzos del Gobierno frente al derrame, dijo que la compañía británica espera recolectar 20.000 barriles de crudo por día en su reciente esfuerzo por contener el peor derrame de petróleo en la historia de Estados Unidos, que ya afecta a 193 kilómetros de líneas costeras.

El cálculo reivindicó la preocupación que tenían algunos científicos de que sería muy baja la estimación que entregó el Gobierno el 27 de mayo de que el pozo, a 1,6 kilómetros de profundidad, arrojaba al mar entre 12.000 y 19.000 barriles por día (bpd).

BP estimó un flujo de apenas 5.000 barriles por día.

Ni Allen ni BP dieron un estimado de cuánto petróleo continúa fluyendo hacia el golfo.

El derrame, que ya lleva 49 días, está provocando un desastre económico y ecológico a lo largo de la costa estadounidense del Golfo y poniendo a prueba la presidencia de Barack Obama.

El último procedimiento que está realizando BP es la primera señal positiva tras una larga serie de intentos fallidos que encendieron la ira de la población.

Los esfuerzos iniciales de la compañía generaron optimismo de que estaba cerca el fin de la crisis, pero las esperanzas se desvanecieron cuando el crudo continuó escapando del pozo.

Allen dijo que el reciente proceso de BP, que consiste en colocar una suerte de tapa en el ducto del pozo dañado en el lecho marino, aparentemente va “bastante bien”.

Allen agregó que la limpieza de la marea negra tomará al menos de 4 a 6 semanas después de que el pozo sea sellado, posiblemente en agosto. Pero añadió que el combate al impacto en el medio ambiente durará años.

“Ya no estamos tratando más con un enorme y monolítico derrame. Estamos lidiando con cientos de miles de manchas de petróleo que se van en muchas direcciones diferentes”, dijo Allen.

“Lidiar con el derrame de petróleo en la superficie va a continuar por un par de meses”, una vez que el pozo sea sellado, sostuvo Allen. “Los temas a largo plazo de restablecer hábitats y el medio ambiente tomarán años”, afirmó.

El presidente Obama dijo tras una reunión de Gabinete en la Casa Blanca que el impacto económico del derrame, que amenaza la multimillonaria industria pesquera de la Costa del Golfo será considerable.

El mandatario agregó que el Gobierno estadounidense presionaría a BP para asegurarse de que pague por los reclamos presentados por los residentes de la costa del Golfo de México, que se han quejado de que la firma no está pagándoles puntualmente.

El Gobierno está presionando también a BP para que se prepare ante la posibilidad de que se produzcan huracanes en el Golfo. El período de huracanes en el Atlántico, que sería inusualmente fuerte este año, empieza este mes y tradicionalmente alcanza su cenit entre agosto y fines de noviembre.

BP aseguró que preparaba un sistema que, en caso de que se aproxime un huracán, permitiría al buque que recolecta el petróleo desconectarse de una tubería que flota alrededor de 100 metros por debajo de la superficie marina y salir de la trayectoria de la tormenta. Está previsto que el procedimiento esté listo a inicios de julio.

ACCIONES BP

Las acciones de BP, que han perdido cerca de un tercio de su valor desde que comenzó la crisis, cerraron el lunes con leve baja en Londres, mientras que los ADRs en Nueva York terminaron con una baja de un 1,1 por ciento.

“Con la adecuada eficiencia y respuesta en la superficie de la tapa de contención, habremos salido del apuro respecto a los volúmenes del derrame de petróleo en la costa”, dijeron analistas de Credit Suisse en una nota de investigación.

Pero todavía hay señales de escepticismo entre los inversores.

Goldman Sachs redujo la recomendación de BP a “neutral” desde “comprar”, argumentando que el derrame podría impactar sobre la habilidad de la firma, con base en Londres, de hacer negocios a nivel mundial.

El banco nórdico Nordea dijo que se deshizo de todas sus acciones de BP, por unos 10 millones de euros (12 millones de dólares), y que dejaría de invertir en la petrolera hasta nuevo aviso.

La contención del derrame es una prueba difícil para la presidencia de Obama y para BP.

Imágenes de aves manchadas con petróleo en las islas de Luisiana y aguas contaminadas con crudo bañando las marismas de frágiles ecosistemas han sumado presión sobre el Gobierno de Obama que ya enfrenta crecientes críticas públicas sobre su manejo de la crisis.

Un nuevo sondeo del Washington Post/ABC reflejó que el 69 por ciento de la población estadounidense cree que el Gobierno ha manejado el problema “no muy bien” o “pobremente”. El trabajo encuestó a 1.000 personas entre el 3 y el 6 de junio.

“LA GRAN INCERTIDUMBRE”

El nuevo esfuerzo de BP involucra colocar una tapa de contención con un sello sobre los remanentes de una tubería en el pozo ubicada en el fondo del mar.

El petróleo capturado desde la fuga es canalizado hacia un buque en la superficie para luego procesarlo en una refinería en tierra.

BP dijo que capturó 10.500 barriles de crudo el sábado y 11.100 barriles el domingo, con 27.700 barriles de petróleo capturados entre el 3 de junio, cuando empezó la operación, hasta el 6 de junio.

La firma aseguró además que desde la noche del domingo a la tarde del lunes logró capturar 7.541 barriles de crudo y si la tendencia se mantiene podrían lograr captar más de 15.000 barriles en 24 horas.

“Todavía no sabemos cuál es la tasa de flujo. Esa es la gran incertidumbre ahora”, sostuvo Allen.

Un panel de expertos del Gobierno de Estados Unidos estimó que el pozo averiado derrama 25.000 barriles de crudo por día.

Allen dijo que BP enviaría una segunda plataforma al lugar del derrame para ayudar a absorber el petróleo “y la combinación de esas dos tendrán una capacidad de producción de casi 20.000 barriles por día”.

“Nuestra meta es capturar todo el crudo, sea el volumen que sea”, dijo un portavoz de BP.

Un video en vivo mostraba que el derrame en el lecho marino aún continuaba. BP y funcionarios del Gobierno han dicho que una solución definitiva no llegará sino hasta agosto, cuando se termine de perforar un pozo de alivio. Esto pretende intersectar el pozo dañado y permitir que sea sellado.

Después de contaminar los pantanos que sirven como refugio a la vida salvaje en Luisiana y las islas frente a las costas de Misisipi y Alabama, la marea negra de crudo se dirige a las famosas playas blancas de Florida, donde la industria del turismo de 60.000 millones de dólares genera casi un millón de empleos.

Mientras equipos de limpieza recogían restos de petróleo y algas marinas cubiertas de crudo en la playa de Pensacola, en el noroeste de Florida, visitantes parecían no estar desanimados por la amenaza de contaminación.

“Es una crisis horrible pero realmente no dejaremos que arruine nuestras vacaciones”, dijo Jennifer Blow, de Nueva Orleans.

Un tercio de las aguas federales del Golfo de México, unos 200.000 kilómetros cuadrados, permanecen cerrados a la pesca y está aumentando la cifra de aves y animales marinos muertos o heridos, incluidos tortugas y delfines.

Con el reporte adicional de Bruce Nichols en Houston, Tom Brown en Miami, Jeff Mason, Matt Spetalnick en Washington, Tom Bergin en Londres. Editado en español por Mónica Vargas y Damián Wroclavsky

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below