Foxconn quiere subir precios tras alza de salarios por suicidios

martes 8 de junio de 2010 10:04 GYT
 

Por Faith Hung y Kelvin Soh

TAIPEI/HONG KONG (Reuters) - Foxconn International Holdings, que fabrica los iPhones de Apple, dijo el martes que pretende subir los precios para compensar el incremento salarial que debió dar en una planta en el sur de China tras una ola de suicidios.

En su primera reunión con los accionistas en Hong Kong desde las muertes, ejecutivos en Foxconn -propiedad de la taiwanesa Hon Hai Precision Industry- dijeron que la compañía espera alcanzar un consenso con los clientes sobre los precios este mes.

Hon Hai, el mayor fabricante subcontratado de productos electrónicos con una lista de clientes que incluye a Apple, Dell y Hewlett-Packard, lucha contra las consecuencias de diez suicidios registrados en los últimos cinco meses en Foxconn.

Los suicidios y la polémica se producen en medio de crecientes disturbios laborales en el sur de China, la principal región manufacturera del mundo, donde millones de trabajadores procedentes de zonas más pobres del país fabrican artículos para grandes compañías internacionales.

En otra junta de accionistas diferente en Taipei, el presidente de Hon Hai, Terry Gou, defendió a la compañía al decir que un informe que había encargado no mostró una relación clara entre los suicidios y los problemas laborales.

"Tenemos que llevar las 12 cruces, no tenemos otra opción", dijo Gou a los accionistas, refiriéndose a los 10 suicidios y otros dos intentos frustrados.

Sin embargo, en una señal de futuros cambios, el hombre más rico de Taiwán dijo que la compañía busca localizaciones para cambiar cierta producción no especificada de China a plantas automatizadas en Taiwán y quiere que las autoridades locales en China gestionen las residencias de sus trabajadores.

Los analistas dijeron que márgenes ya muy estrechos en Foxconn y Hon Hai sufrirían por el alza de precios. Las acciones de ambas compañías siguieron cayendo y elevaron las pérdidas en los últimos dos días a más de un 10 por ciento.

"En el corto plazo es bastante improbable que puedan trasladar el aumento de costos a los clientes, pero en el largo plazo es razonable (...) los clientes pueden necesitar compartir parte del costo", dijo Chialin Lu, analista en Macquarie Equities Research en Taipei.

(Informe de Roger Tung y Christine Lu en Taipei y Donny Kwok y Bobby Yip en Hong Kong; Editado en español por Blanca Rodríguez y César Illiano)