MUNDIAL-Uruguay llega con demora a Ciudad del Cabo

jueves 10 de junio de 2010 17:08 GYT
 

KIMBERLEY, Sudáfrica (Reuters) - La selección uruguaya de fútbol llegó el jueves a Ciudad del Cabo, donde debutará en el Mundial ante Francia, luego de que el avión que los trasladó sufrió una demora de varias horas por una avería, dijo el delantero Diego Forlán en Twitter.

Forlán, dos veces goleador del fútbol europeo y delantero del Atlético de Madrid, comentó luego que el avión ya había aterrizado en la ciudad donde disputará su primer encuentro el viernes, luego de viajar desde Kimberley donde entrena.

En su primer "twitt" del jueves en su página twitter.com/diegoforlan7, el delantero había publicado que el avión llevaba una hora de retraso en su partida.

"Increíble, a un día de empezar el mundial, y el charter se retraso 1 hr, por el momento..... Culpables....???? Arriba Uruguay !!!", dijo Forlán, quien será titular en el partido contra la selección francesa que comenzará a las 20.30 hora local (1830 GMT).

"A Francia, les estará pasando lo mismo que a nosotros???", ironizó el futbolista.

Dos horas después, Uruguay seguía aún en el aeropuerto.

"Seguimos esperando.......dicen q tiene una avería nuestro avión, justo el nuestro....pregunta...no hay otro avión disponible ?? Es increíble", sentenció una de las estrellas del plantel uruguayo.

El director técnico de Uruguay, Oscar Tabárez, dijo tras el entrenamiento en Ciudad del Cabo, que la demora ya había quedado en el pasado y desmintió reportes de prensa de que la FIFA había puesto el avión a disposición del equipo.

"No sabemos cuáles fueron las causas (pero) ya es pasado, ya es historia. Hicimos la actividad prevista para hoy y estamos muy confiados porque este partido nos encuentra en el momento justo", afirmó Tabárez.

Uruguay llegó al Mundial luego de disputar un repechaje contra Costa Rica e integra el Grupo A junto a los franceses, el anfitrión Sudáfrica y México.

(Reporte de Patricia Avila vía Mesa de edición; reporte adicional de Conrado Hornos en Montevideo y Javier Leira; editado por Hernán García)