Alemana BASF compra rival pequeño Cognis por 3.100 mlns euros

miércoles 23 de junio de 2010 08:26 GYT
 

Por Ludwig Burger

FRANCFORT (Reuters) - El líder de la industria de químicos BASF acordó comprar Cognis en un acuerdo largamente esperado de 3.100 millones de euros (3.800 millones de dólares) que incluye deuda, con la esperanza de que el fabricante de aditivos cosméticos lo ayude a capear las turbulencias económicas.

En el mayor acuerdo de adquisición de la industria química europea de este año, BASF pagará a los propietarios de capitales privados de Cognis , Permira y Goldman Sachs Capital Partners un precio en acciones de 700 millones de euros, dijo el miércoles.

"Estamos fortaleciendo nuestro portafolio con negocios robustos y rentables cíclicamente", dijo el presidente ejecutivo de BASF, Juergen Hambrecht, y añadió que el acuerdo mejoraría las ganancias por acción desde el 2012.

El termómetro alemán de la industria química surgió como el favorito de los vendedores en mayo, habían dicho fuentes a Reuters, incluso pese a que la oferta del oferente rival Lubrizol era ligeramente más alta.

Los negocios centrales de BASF en químicos y plásticos dependen de industrias como la automotriz y de la construcción, ambas golpeadas particularmente fuerte por la crisis económica.

BASF dijo que apuntaba a generar sinergias anuales por un valor de al menos el 5 por ciento de los ingresos de Cognis en el 2009, en línea con el promedio de la industria.

Fuentes dijeron que el precio pedido inicialmente por los vendedores del fabricante de aditivos para cosméticos y detergentes había sido de 3.500 millones de euros.

En otros inminentes acuerdos de la industria química se destacan la oferta hostil de Air Products por Airgas, la cual valúa al proveedor de gases industriales en 10 veces las EBITDA, mientras que la oferta de Brait por Freeworld Coatings valuaba al fabricante de pinturas industriales sudafricano con un múltiplo de 8,2 veces.

(1 dlr=0,7453 euros)

(Reporte adicional de Christoph Steitz y Philipp Halstrick en Francfort, con Simon Meads y Quentin Webb en Londres; Editado en español por Mario Naranjo)