2 de julio de 2010 / 18:50 / hace 7 años

Acción oro de Portugal en PT podría resultar efectiva

6 MIN. DE LECTURA

<p>Foto de archivo de la caza matriz de la operadora telef&oacute;nica Portugal Telecom en Lisboa, dic 22 2006. La "acci&oacute;n de oro" que Portugal ejerci&oacute; en la operadora Portugal Telecom ser&aacute; previsiblemente declarada ilegal la semana que viene, pero el golpe que asest&oacute; a la oferta de Telef&oacute;nica por la parte que no controla en Vivo, la primera operadora m&oacute;vil de Brasil, podr&iacute;a resultar fatal.Nacho Doce (PORTUGAL)</p>

Por Victoria Howley

LONDRES (Reuters) - La "acción de oro" que Portugal ejerció en la operadora Portugal Telecom será previsiblemente declarada ilegal la semana que viene, pero el golpe que asestó a la oferta de Telefónica por la parte que no controla en Vivo, la primera operadora móvil de Brasil, podría resultar fatal.

El Tribunal de Justicia Europeo (TJE) declararía el 8 de julio que la acción de oro del Estado en PT no se ajusta a la ley de la Unión Europea, lo que posiblemente abrirá una larga disputa que podría forzar al gigante español de las telecomunicaciones a buscar en otra parte del codiciado mercado de telefonía móvil brasileño.

Portugal dejó perplejos a los inversores al hacer uso de la acción de oro para bloquear el voto abrumadoramente favorable a la venta de la participación de PT en Vivo, por la que Telefónica ofrece 7.150 millones de euros (unos 8.900 millones de dólares).

"Hay una probabilidad muy alta de que el TJE declare ilegal la medida adoptada por Portugal. No cabe esperar otra respuesta", dijo Chris Bright, consultor en el bufete internacional Shearman and Sterling y antiguo miembro de la Comisión de Competencia de Gran Bretaña.

Expertos legales han descrito a las acciones de oro como recuerdos anticuados de las olas de privatizaciones realizadas en Europa durante las décadas de 1980 y 1990, diseñadas para que las ventas de compañías estatales fuesen mejor aceptadas por la opinión pública y que a menudo otorgaban a los gobiernos el poder de bloquear ofertas de compañías extranjeras.

"Las acciones de oro están desfasadas. Son una reliquia del pasado. No veo ni la más mínima oportunidad de que el TJE rechace sus decisiones anteriores", dijo Tony Ballard, socio de Harbottle and Lewis, especializado en legislación de comunicación.

La Comisión Europa se ha lanzado a abolir las acciones de oro en los últimos cinco años porque considera que infringen las leyes de la UE en materia de libre circulación de capitales y actúan como barrera a la inversión transfronteriza.

Los estados ya han eliminado acciones de oro en muchas grandes compañías europeas, entre ellas Telefónica, la eléctrica española Endesa y el operador aeroportuario británico BAA.

Entre los casos que aún están pendientes de resolución ante el TJE, se encuentran los derechos especiales de Polonia en 13 compañías, la posición de Grecia en la eléctrica Public Power Corporation y las participaciones de Portugal en las energéticas Galp y Energias de Portugal.

No Hay Un Calendario Oficial

No obstante, una decisión en contra de Portugal no pondrá a Vivo en el regazo de Telefónica a pesar de que la decisión del Alto Tribunal europeo no podrá recurrirse y se aplica de forma inmediata.

Andrew Hockley, socio especializado en la UE y temas de competencia del bufete Berwin Leighton Paisner, dijo que dependería de Portugal el encontrar un modo para resolver la situación si el TJE declara la acción de oro ilegal, por ejemplo cambiando los estatutos de Portugal Telecom.

"No existe un calendario oficial por el que el Gobierno portugués tenga que hacer esos cambios", dijo Hockley.

Bright, de Shearman and Sterling, dijo que Portugal podría dilatar el proceso de conformidad.

"Incluso aunque el Tribunal diga que la acción de oro es ilegal, el problema es que no hay una solución rápida y eso es lo que necesita Telefónica", dijo Bright, quien añadió que a Portugal se le podrían conceder entre seis y nueve meses para responder a una resolución en su contra.

Telefónica se encuentra bajo presión para lograr un control rápido de un negocio móvil brasileño que combinaría con la filial de telefonía fija Telesp para tener una oferta integral.

La firma española busca potenciar sus beneficios en Latinoamérica en un momento en el que las ventas se estacan en casa.

Portugal Telecom y Telefónica comparten el control de Vivo y los banqueros han dicho que la opción más fácil para la española en Brasil es comprar la participación de su socio.

Telefónica, tras ampliar la vigencia de su oferta por Vivo hasta el 16 de julio, no ha cejado en su empeño.

Abogados dijeron que Telefónica podría buscar un mandato judicial contra la acción de oro en los tribunales portugueses, mientras que analistas señalaron que si un acuerdo es autorizado por el consejo de PT, éste podría salir adelante.

"Hay un segundo ángulo en esto. Que la junta extraordinaria (de accionistas) o el consejo tengan la última palabra sobre esta venta de activos," dijo John Davis, analista en Londres de

Ing.

Reporte adicional de Georgina Prodhan, Cecilia Valente y Yun Chee Foo; traducción de Jose Elías Rodríguez; Editado en español por Juan José Lagorio

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below