Disidente cubano dice estar cerca de muerte tras 131 días ayuno

lunes 5 de julio de 2010 20:04 GYT
 

LA HABANA (Reuters) - El disidente cubano Guillermo Fariñas, debilitado tras 131 días de huelga de hambre para exigir la liberación de presos políticos, dijo el lunes estar consciente de que su vida se apaga y responsabilizó de su eventual muerte a los hermanos Fidel y Raúl Castro.

Opositores publicaron el lunes una declaración dictada por Fariñas por teléfono desde la cama de un hospital público, donde -según lo publicado el sábado por el periódico oficial Granma- los médicos están agotando los recursos para mantenerlo con vida.

"Consciente estoy de mi próximo fallecimiento y lo considero un honor pues trato de salvarles la vida a 25 presos políticos y de conciencia que la patria los necesita como líderes", dijo el disidente en su respuesta a Granma.

"Los únicos responsables de mi futuro deceso son los hermanos Fidel y Raúl Castro", añadió en el texto, cuyo enlace (here) fue divulgado vía Twitter por la blogger Yoani Sánchez.

Un médico del hospital donde Fariñas está internado en Santa Clara, 270 kilómetros al este de La Habana, dijo a Granma que el disidente corre "peligro potencial de muerte" debido a un coágulo en la yugular que podría desplazarse al corazón o los pulmones.

Una infección está complicando además el suministro de líquidos y alimentos por vía intravenosa, que Fariñas recibe desde que fue internado en marzo.

El psicólogo de 48 años comenzó su huelga de hambre el 24 de febrero, el día después de la muerte del preso político Orlando Zapata luego de 85 días de ayuno en una protesta en la que reclamaba mejores condiciones de detención.

El fallecimiento de Zapata descargó críticas internacionales sobre Cuba.

El agravamiento de Fariñas podría complicar el diálogo entablado en mayo por el presidente Raúl Castro y la Iglesia Católica, que llevó hasta ahora a la liberación de un disidente en silla de ruedas.   Continuación...

 
<p>Foto de archivo del disidente cubano Guillermo Fari&ntilde;as en su hogar en la localidad de Santa Clara, mar 5 2010. Fari&ntilde;as, debilitado tras 131 d&iacute;as de huelga de hambre para exigir la liberaci&oacute;n de presos pol&iacute;ticos, dijo el lunes estar consciente de que su vida se apaga y responsabiliz&oacute; de su eventual muerte a los hermanos Fidel y Ra&uacute;l Castro. REUTERS/Desmond Boylan/Files</p>