13 de julio de 2010 / 9:43 / hace 7 años

BP probará contención total de derrame, EEUU limita exploración

<p>Una secci&oacute;n de la nueva tapa de contenci&oacute;n que BP instal&oacute; sobre su pozo averiado en el Golfo de M&eacute;xico aparece en esta captura de video obtenida el 12 de julio del 2010. REUTERS/BP/Handout (UNITED STATES)</p>

Por Alexandria Sage y Kristen Hays

NUEVA ORLEANS/HOUSTON (Reuters) - BP Plc se preparaba el martes para tratar de sellar un pozo petrolero averiado con un nuevo mecanismo que, según dijo la compañía, podría finalmente detener el flujo de crudo que desde hace 12 semanas se vierte en aguas del Golfo de México.

La petrolera británica ha sufrido numerosos reveses en su lucha por controlar el derrame de crudo que comenzó hace 85 días, y que es el peor en la historia de Estados Unidos. Y BP advirtió que las pruebas a su último sistema de contención no tienen el éxito asegurado.

Pero las acciones de BP ubieron el lunes casi un 8 por ciento en Nueva York por los prometedores avances en el golfo y por la noticia de que la energética estadounidense Apache Corp y otros interesados están en discusiones para adquirir hasta 10.000 millones de dólares en activos de BP.

El posible avance crucial en los esfuerzos por detener el flujo de crudo podría ocurrir luego de que Washington promulgó una nueva moratoria a la perforación en aguas profundas, que para los críticos es una mera versión maquillada de una veda que fue revocada previamente por tribunales judiciales.

La perspectiva de batallas legales en la campaña del Gobierno por suspender la exploración petrolera en aguas profundas del Golfo de México ya ha tenido un efecto disuasorio en la perforación, poniendo en riesgo miles de empleos, de acuerdo a ejecutivos del sector y analistas.

La moratoria a la perforación y su costo en la industria petrolera y gasífera estarían el martes en los primeros lugares de la agenda de la comisión independiente establecida por el presidente Barack Obama para analizar el derrame, que en el segundo día de audiencias se reunirá en Nueva Orleans.

Aún cuando el panel de siete miembros ya comenzó la investigación sobre la causa y los efectos del desastre, BP anunció un potencial punto de inflexión en el desastre.

Horas después de poner en marcha un nuevo sistema de extracción de crudo, BP dijo el lunes por la noche que instaló un mecanismo de contención de 40 toneladas sobre el pozo ubicado en el lecho marino a una profundidad de 1.600 metros, un dispositivo más grande y que calza de manera más ajustada que el que retiró el viernes.

Por ahora, el crudo continúa vertiéndose en el mar, pero BP dijo que planea comenzar a probar el martes el nuevo mecanismo y la presión interna del pozo cerrando las válvulas del dispositivo para obstruir el flujo de petróleo.

POSIBLE PUNTO DE INFLEXION

Si la prueba tiene éxito, ésta sería la primera vez en que BP logra detener el derrame, aunque sea de manera temporal, desde que el pozo se averió el 20 de abril en la explosión de la plataforma de perforación Deepwater Horizon que dejó 11 muertos.

La prueba duraría entre 6 y 48 horas, período en el cual dos sistemas de extracción, incluido el que comenzó a funcionar el lunes, serán desconectados. Pero BP advirtió que el resultado es incierto.

“El sistema de sellado nunca ha sido implementado a esas profundidades o bajo esas condiciones, y su eficiencia y capacidad para contener el crudo y el gas no puede ser asegurada”, indicó la firma en su comunicado.

Dependiendo del resultado de las pruebas, BP mantendrá completamente cerrado el dispositivo o lo usará para reanudar el flujo de petróleo a barcos en la superficie a través de un conducto.

Si funciona de manera efectiva, la tapa debería contener todo el crudo o permitir que éste sea capturado y canalizado a la superficie.

BP ha dicho que planea bloquear permanentemente el flujo de petróleo en agosto con la perforación de un pozo de alivio bajo el lecho marino que interceptará el pozo original y se conectará a él.

En Washington, el secretario del Interior estadounidense, Ken Salazar, dio a conocer una nueva moratoria a la perforación en aguas profundas, redactada de manera diferente a una veda anterior que fue revocada la semana pasada por la justicia estadounidense.

La nueva moratoria se extenderá hasta el 30 de noviembre y afectará a las mismas plataformas de perforación que antes, aunque se basa en los tipos de tecnología utilizadas más que en la profundidad de las aguas, como en la prohibición anterior.

El presidente Barack Obama está bajo presión de hacer más seguras las perforaciones en aguas profundas y de que BP siga siendo responsable del accidente, que ha golpeado a la multimillonaria industria del turismo y la pesca en cinco estados del Golfo de México.

La industria petrolera reaccionó a la nueva moratoria asegurando que empeoraría las cosas.

Analistas dijeron que la industria petrolera probablemente acuda nuevamente a los tribunales, pero el portavoz de la Casa Blanca Robert Gibbs dijo que el Gobierno confía en que la nueva moratoria resistirá los cuestionamientos legales.

Reporte adicional de Alexandria Sage y Ayesha Rascoe en Nueva Orleans, Tom Doggett, Jeff Mason y Richard Cowan y Jeremy Pelofsky en Washington, Matthew Lynley y Matt Daily en Nueva York, escrito por Steve Gorman; editado en español por Hernán García

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below