La ONU pide contabilizar los recursos naturales, cita derrame BP

martes 13 de julio de 2010 09:25 GYT
 

LONDRES (Reuters) - El vertido de crudo del Golfo de México pone de relieve la necesidad de los gobiernos de incluir el valor de los recursos naturales, tales como los caladeros de peces, cuando se calcula el tamaño de sus economías, dijo el jefe de Medio Ambiente de Naciones Unidas.

El informe del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP) pidió el martes a las empresas que contabilicen más el impacto de su actividad en los recursos naturales de los que dependen los seres humanos.

Dijo que el sector privado actuaría con más rapidez si los gobiernos valoraran de forma más explícita esos recursos, incluida la biodiversidad, un término más amplio que abarca a animales y especies de plantas.

"El vertido de crudo va al corazón de un contradictorio conjunto de señales", dijo Achim Steiner, director ejecutivo del UNEP.

Agregó que el dinero invertido en limpiar el vertido de la ruptura de un pozo de BP en el Golfo de México se incluiría en el Producto Interno Bruto (PIB), la medida convencional de la actividad económica, pero que muchos costos de la naturaleza, incluida la salud de los caladeros y la supervivencia de criaturas marinas, no se incluirían.

"Un vertido de crudo podría terminar siendo algo positivo para el indicador del PIB, aunque en realidad haya causado un impacto mucho más negativo en términos de riqueza y capital natural de Estados Unidos", dijo Steiner.

"Estamos intentando resolver el problema de la invisibilidad del valor de la biodiversidad en el mercado", agregó.

El informe del martes alegó que las industrias extractoras como la petrolera y minera, por ejemplo, se arriesgaban a perder clientes, el valor de marca, la eficiencia y las oportunidades si no tenían en cuenta la biodiversidad.

Un ejemplo de valoración explícita fue el pago de algunas ciudades para la conservación de los bosques y humedales, con el fin de utilizarlos para limpiar sus suministros de agua y aguas residuales y evitarse de esta forma los tratamientos artificiales más caros.

El informe del martes calculó el valor de los emergentes mercados de los servicios de agua en 5.000 millones de dólares en el 2008. El estudio es la última iniciativa de este tipo en el 2010, que la ONU declaró "Año Internacional de la Biodiversidad".

(Reporte de Gerard Wynn; Traducido por Itziar Reinlein en la Redacción de Madrid; Editado por Lucila Sigal)