26 de julio de 2010 / 4:47 / en 7 años

Pakistán respalda en secreto a la insurgencia talibán: WikiLeaks

WASHINGTON (Reuters) - Funcionarios de Estados Unidos en Afganistán sospecharon que Pakistán apoyaba secretamente a los talibanes mientras recibía asistencia estadounidense, mostraron el domingo reportes militares filtrados.

<p>Imagen de archivo del asesor de seguridad nacional del presidente Obama, Jim Jones, hablando desde la Casa Blanca en Washington. Mayo 6 2009. REUTERS/Kevin Lamarque /ARCHIVO</p>

Ante esta situación, que abre nuevos interrogantes sobre la estrategia de guerra del presidente Barack Obama, la Casa Blanca respondió con una fuerte condena a las filtraciones producidas por la organización WikiLeaks, diciendo que pueden amenazar la seguridad nacional y poner en peligro vidas de estadounidenses y sus aliados.

Pero el asesor de seguridad nacional de Obama, Jim Jones, dijo que la filtración no afectará “nuestro compromiso de profundizar nuestra alianza con Afganistán y Pakistán”.

Las revelaciones contenidas en más de 90.000 documentos clasificados podrían alimentar las crecientes dudas en el Congreso sobre la estrategia de guerra de Obama, cuando la cifra de bajas estadounidenses crece y el apoyo público para la guerra que ya lleva 9 años disminuye.

Pese a los esfuerzos de la Casa Blanca por contener las consecuencias políticas, el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, John Kerry -uno de los más cercanos aliados demócratas de Obama-, dijo que los documentos filtrados generan “serios interrogantes sobre la realidad de la política estadounidense hacia Pakistán y Afganistán”.

Los documentos sobre el supuesto doble juego de Pakistán podrían dar material a los legisladores que quieren que Obama se ajuste a un plazo de retirada de las tropas para julio próximo, e incrementa la presión sobre el Gobierno para que defina una estrategia clara de retirada.

Bajó el título “Afghan War Diary” (“Diario de guerra afgano”), los 91.000 documentos del ejército estadounidenses recolectados en Afganistán cubren la guerra desde el 2004 al 2010, señaló WikiLeaks en un sumario.

Uno de los documentos filtrados habla de una reunión de insurgentes a la que asistió un ex funcionario de inteligencia pakistaní que parece estar trabajando contra fuerzas estadounidenses en Afganistán.

Los documentos fueron facilitados también a las redacciones del diario británico The Guardian y del semanario alemán Der Spiegel.

El Times reportó que los documentos mostraban que Pakistán está colaborando activamente con la insurgencia afgana.

“Los documentos (...) sugieren que Pakistán, un aparente aliado de Estados Unidos, permite a representantes de sus servicios de espionaje reunirse directamente con los talibanes en sesiones secretas de estrategia para organizar redes de grupos milicianos para que luchen contra soldados estadounidenses en Afganistán, e incluso para tramar asesinatos de líderes afganos”, dijo el Times.

SERIOS DESAFIOS EN EL FUTURO

Un resumen de los documentos está disponible en here,_2004-2010, junto a un vínculo a la página donde WikiLeaks dijo que los documentos serían publicados el domingo.

Funcionarios estadounidenses dijeron que los documentos se focalizaban en el período que desembocó en el lanzamiento de la estrategia de Obama para Afganistán en diciembre del 2009, cuando el mandatario autorizó el despliegue de 30.000 soldados más.

“El presidente Obama anunció una nueva estrategia con un importante aumento de los recursos para Afganistán, e incrementó el foco en los refugios de Al Qaeda y los talibanes en Pakistán precisamente por la grave situación que se había desarrollado durante años”, dijo Jones.

“Sabemos que tenemos serios desafios por delante, pero si se permite que Afganistán retroceda, otra vez enfrentaremos una amenaza de violentos grupos extremistas como al Qaeda, que tendrá más espacio para organizar complots y entrenamientos”, agregó.

El embajador de Pakistán en Estados Unidos, Husain Haqqani, dijo que la filtración de reportes de batalla sin procesar era irresponsable.

“Esos reportes reflejan nada más que los comentarios y rumores de una sola fuente, que abundan a ambos lados de la frontera Pakistán-Afganistán y suele comprobarse que son erróneas”, dijo el diplomático en un comunicado.

Funcionarios estadounidenses se quejan desde hace tiempo de que algunos en Pakistán juegan a dos puntas.

A comienzos del mes, London School of Economics publicó un reporte que sugiere lazos estables entre los talibanes y la agencia de servicios de inter-inteligencia de Pakistán. Pakistan ha negado las afirmaciones.

WikiLeaks promueve la filtración de información para la lucha contra la corrupción gubernamental y empresarial. A comienzos de año difundió un video confidencial que muestra el ataque de un helicóptero estadounidense a docenas de personas en Irak y mató, entre otros, a dos periodistas de Reuters.

Reporte de Adam Entous y Alister Bull; editado en español por Hernán García

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below