Dos grupos de software para móviles se fusionan

martes 27 de julio de 2010 10:12 GYT
 

Por Tarmo Virki

HELSINKI (Reuters) - Dos grupos que fabrican programas para móviles presentaron el martes un plan de fusión para hacer frente a la creciente competencia de sus nuevos rivales, Google y Apple, en el mercado de las aplicaciones para celulares.

La unión de los dos consorcios -el pequeño y más establecido JIL y WAC, una alianza de aplicaciones más amplia- permitirá que los desarrolladores de software independientes lleguen a una gran parte de los 3.000 millones de clientes de sus miembros con una sola versión de un software.

Para la mayoría de los pequeños desarrolladores sería demasiado costoso crear decenas de versiones de software para cada una de las tiendas por separado.

La App Store de Apple, lanzada en junio de 2008, creó un mercado para las aplicaciones para móviles, o pequeños programas, que fue valorado en 4.100 millones de dólares el año pasado, según la compañía de investigación Chetan Sharma.

WAC -entre cuyos miembros fundadores están AT&T, China Mobile, Telefónica y Vodafone- prevé que las primeras tiendas que usen sus programas abran antes de febrero del 2011.

"WAC, por capitalización de mercado, tendrá el dominio del mercado", declaró Daniel Gurrola, vicepresidente de estrategia de Orange, la división móvil de France Telecom, en una teleconferencia con analistas y periodistas.

Los principales operadores de telecomunicaciones formaron la alianza WAC en febrero para crear una plataforma abierta que suministre aplicaciones a todos los usuarios de teléfonos móviles, pero los analistas han sido escépticos sobre si tantos operadores podrían trabajar juntos de manera eficaz..

Bharti Airtel, MTN Group, NTT DoCoMo, Orange y Orascom Telecom están entre los miembros fundadores de WAC. Tres grandes fabricantes de móviles apoyan la alianza: LG Electronics, Samsung y Sony Ericsson.

JIL agrupa a China Mobile, Softbank, Vodafone y Verizon Wireless, que también fundaron WAC.

(Traducido por Emma Pinedo en la Redacción de Madrid; Editado en español por Juan José Lagorio)