10 de agosto de 2010 / 21:11 / hace 7 años

Ultrasonido y terapia magnética ayudarían contra cáncer cerebral

4 MIN. DE LECTURA

Por Tan Ee Lyn

HONG KONG (Reuters) - Científicos de Taiwán lograron administrar fármacos contra el cáncer directamente en tumores cerebrales de ratones a través de ultrasonido y el uso de imanes, y esperan poder perfeccionar la técnica poco invasiva para que pueda utilizarse en personas.

El cerebro humano está separado del torrente sanguíneo por una capa bien integrada de células llamadas barrera hematoencefálica, que lo protege de sustancias dañinas que pueda haber en la sangre.

Pero esta barrera de contención también hace difícil administrar los medicamentos al cerebro.

Investigadores taiwaneses intentaron resolver este inconveniente usando ultrasonido altamente focalizado para interrumpir temporalmente la barrera hematoencefálica y poder enviar pequeñas partículas imantadas portadoras de medicación a través de ella.

Una vez dentro de la cavidad cerebral, estas partículas son guiadas hacia los tumores a través del uso de campos magnéticos mediante resonadores, indicó el equipo en un artículo publicado el martes en Proceedings of the National Academy of Sciences.

"El objetivo principal de mi método es incrementar la concentración de quimioterapia (fármacos contra el cáncer) en el cerebro", dijo el autor Kuo-Chen Wei, neurocirujano jefe del Hospital Chang Gung en Taoyuan, Taiwán.

Wei explicó que al administrar oralmente la temozolomida, que es el principal tratamiento para la forma más común del cáncer cerebral, la cantidad de fármaco que llegaba al cerebro era demasiado baja.

Los medicamentos contra el cáncer cerebral también pueden inyectarse, pero generalmente en dosis muy altas para asegurar que concentraciones adecuadas alcancen las zonas afectadas. Los pacientes también podrían optar por el método más invasivo de cirugía.

La demanda de tratamientos más efectivos y menos invasivos contra el cáncer de cerebro ha crecido fuertemente en los últimos años debido a que los pacientes están comenzando a vivir por más tiempo, lo que implica una mayor posibilidad de que su tumor se expanda por el órgano o a otras zonas del cuerpo, señaló Wei.

En el estudio, el equipo de Wei aplicó ultrasonido a los cerebros de ratones después de inyectar en los animales partículas magnéticas portadoras de medicación. Los expertos luego guiaron a las partículas hacia las zonas tumorales con la ayuda de un resonador.

Los ratones tratados con esta terapia combinada vivieron más que los que recibieron terapias simples de ultrasonido, tratamiento convencional o ninguna atención.

"La terapia combinada fue la que mejor funcionó", dijo Wei, que espera que el método de guiar los medicamentos hacia las zonas afectadas reduzca la exposición del resto del cuerpo a la medicación y disminuya los desagradables y dañinos efectos colaterales.

"Mejoraré el sistema de administración y las nanopartículas, luego quizá comencemos los ensayos clínicos", añadió el autor.

Editada en español por Ana Laura Mitidieri

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below