Astrónomos esperan cielos despejados para lluvia de meteoritos

jueves 12 de agosto de 2010 19:07 GYT
 

LONDRES (Reuters) - Los aficionados a las estrellas estarán pidiendo por un cielo despejado la noche del jueves en Gran Bretaña, cuando la lluvia de meteoritos más espectacular del año llegue a su punto máximo.

La Sociedad Astronómica Real dijo que residuos del cometa Swift-Tuttle se encenderán en la atmósfera terrestre, creando entre 60 y 100 estrellas fugaces por hora.

Si la noche se mantiene despejada, las condiciones de visibilidad para la lluvia de meteoritos Perseid deberían ser "casi perfectas", ya que casi no habrá luz gracias a la luna nueva del martes.

"No habrá ninguna contaminación lumínica natural por parte de nuestra vecina celestial que arruine la visión", dijo la sociedad. "La lluvia de este año parece ser una de las mejores de los últimos años", agregó.

Pese a la falta de luz lunar, el mal tiempo podría arruinar la visibilidad para varias personas. La oficina meteorológica dijo que las nubes cubrirán varias partes de Gran Bretaña durante la noche, pese a que el cielo podría despejarse por momentos en el sur y oeste.

Aunque gran parte de los meteoros no son más grandes que un grano de arena, crean enormes cantidades de calor cuando ingresan a la atmósfera a 216 kilómetros por hora.

La mayoría parecerán breves luces, pero algunas cruzarán el cielo. Llegando a su cúspide a las 2200 GMT del jueves, la lluvia debería verse a simple vista hasta el amanecer del viernes.

Pese a que el hemisferio norte gozará de la mejor visibilidad, las personas en el sur podrían ver algunos destellos.

Incluso podrían verse hasta 10 por hora en ciudades con mucha luz artificial.   Continuación...

 
<p>Foto de archivo de un barco en las aguas de la bah&iacute;a de San Francisco, EEUU, mar 12 2009. Los aficionados a las estrellas estar&aacute;n pidiendo por un cielo despejado la noche del jueves en Gran Breta&ntilde;a, cuando la lluvia de meteoritos m&aacute;s espectacular del a&ntilde;o llegue a su punto m&aacute;ximo. REUTERS/Robert Galbraith</p>