Instan a adolescentes a bajar volumen iPod ante pérdida audición

miércoles 18 de agosto de 2010 08:52 GYT
 

NUEVA YORK (Reuters) - Las autoridades de salud están instando a los adolescentes a bajar el volumen de sus iPods, luego de que un estudio descubrió que los problemas de audición entre los jóvenes aumentaron en casi en un tercio en 15 años.

El estudio, publicado en la Revista de la Asociación Médica de Estados Unidos, comparó mediciones nacionales desde comienzos de la década de 1990 hasta mediados de la década del 2000.

Cada una incluyó sólo algunos miles de adolescentes entre 12 y 19 años, pero fueron diseñadas para representar a todo el país.

En el primer estudio, cerca de un 15 por ciento de los adolescentes tenían cierto grado de pérdida auditiva. Unos 15 años después, esa cantidad había aumentado en un tercio, a casi un 20 por ciento, o uno en cada cinco adolescentes.

"Esos son unos cuantos niños por sala de clases que tendrán problemas de audición", dijo a Reuters Health el doctor Josef Shargorodsky del Brigham and Women's Hospital en Boston.

"Los adolescentes realmente subestiman a cuanto ruido están expuestos. A menudo los individuos no se dan cuenta, pero incluso una leve pérdida de audición podría conducir a diferencias en desarrollo del lenguaje y aprendizaje", agregó.

El estudio descubrió que la pérdida auditiva se concentra en un oído, pero el nivel de pérdida está empeorando.

Si bien ésta es usualmente leve, uno de cada 20 adolescentes tienen problemas pronunciados, un incremento de un 50 por ciento desde la primera medición.

Shargorodsky dijo que estaba sorprendido por los nuevos descubrimientos.   Continuación...

 
<p>Imagen de archivo de una modelo escuchando m&uacute;sica de un iPod, esperando el inicio de un desfile en Singapur. Mar 26 2007. Las autoridades de salud est&aacute;n instando a los adolescentes a bajar el volumen de sus iPods, luego de que un estudio descubri&oacute; que los problemas de audici&oacute;n entre los j&oacute;venes aumentaron en casi en un tercio en 15 a&ntilde;os. REUTERS/Vivek Prakash/ARCHIVO</p>