China refuerza sus leyes de telefonía móvil

miércoles 1 de septiembre de 2010 18:43 GYT
 

PEKIN (Reuters) - Los usuarios de telefonía móvil de China deberán registrar sus datos personales para poder comprar números de teléfono móvil, según una nueva ley vigente desde el miércoles y que busca combatir el spam, según el Gobierno, aunque la medida es vista por muchos como un ataque a su libertad.

El Ministerio de Industria e Información Tecnológica ha dicho que los ciudadanos chinos que compren números de móvil deberán enseñar su carnet de identidad, mientras que los extranjeros tendrán que mostrar su pasaporte.

Cada titular podrá tener un máximo de 18 números.

Las tarjetas SIM de los teléfonos móviles se venden mucho en las tiendas y quioscos de China, con un precio de alrededor de 50 yuanes (7,3 dólares) cada uno. Los números más baratos son aquellos que incluyen el 4, pronunciado 'sí' en chino mandarín, similar a la palabra que significa "muerte".

El Diario de China dijo que esta reforma se incluye dentro de "la última campaña del Gobierno para frenar el azote global del spam, los mensajes pornográficos y el fraude en los teléfonos móviles".

Los mensajes de texto no solicitados que ofrecen bienes inmuebles baratos, facturas falsas y milagrosos productos para la salud suponen un dolor de cabeza para más de un ciudadano.

Pero la reforma, debatida durante mucho tiempo y similar a otras leyes de algunos países occidentales, se ha encontrado con la oposición de algunos críticos que ven en ella una nueva intrusión en su privacidad, facilitando la labor de intromisión de las autoridades.

Otros temen que la información sea ilícitamente vendida a las empresas de spam y otros negocios poco escrupulosos.

"Ahora que se está imponiendo un sistema de autentificación de nombres para los números de móvil, las medidas relativas a proteger la privacidad de los ciudadanos no pueden tardar en llegar", dijo un comentario publicado en el China Economic Times.

China contaba con 795 millones de suscriptores de telefonía móvil a finales de julio, según estimaciones del Gobierno. Estos usuarios recibieron un promedio de 43 mensajes de textos cada semana, de los cuales alrededor de 12 eran spam, informó el Diario de China, citando al departamento del Gobierno que se encarga del asunto.

(Reporte de Chris Buckley; Traducido en la Redacción de Madrid)