Firma Unitec Bio invierte 70 mln dlrs planta biodiésel Argentina

viernes 3 de septiembre de 2010 16:04 GYT
 

BUENOS AIRES (Reuters) - La empresa Unitec Bio invertirá 70 millones de dólares para construir en Argentina una planta elaboradora de biodiésel, que producirá 220.000 toneladas anuales del combustible, dijo la compañía en un comunicado.

El país sudamericano es uno de los principales exportadores globales del biocombustible y el mayor proveedor internacional de aceite de soja, insumo con el que se elabora prácticamente todo el biodiésel argentino.

"La nueva planta, que contará con la última tecnología existente, apunta además a cubrir el faltante de gas oil que actualmente se importa y reemplazarlo por biodiésel para abastecer al mercado local", afirmó la empresa, que forma parte del grupo local Corporación América.

La producción de biodiésel en Argentina está en plena expansión, y en 2010 el país austral elaboraría un récord de 2 millones de toneladas del producto, según la Cámara Argentina de Biocombustibles (Carbio).

La normativa argentina establece la obligación de cortar el diésel derivado del petróleo con un 7 por ciento de biodiésel, y se espera que ese ratio sea elevado al 10 por ciento.

La nueva planta de Unitec Bio se ubicará en el complejo agroindustrial de la provincia de Santa Fe, uno de los polos procesadores más importantes del mundo, en el que la compañía ya tiene una planta de biodiésel en funcionamiento.

La construcción de la planta comenzará al principio del año próximo y se prevé que empezará a producir el biocombustible durante la segunda mitad del 2011, añadió la firma.

El gigante agroalimentario Cargill anunció el mes pasado que invertirá 450 millones de pesos (112,6 millones de dólares) en una planta de biodiésel en Argentina, a la que añadirá un sistema de producción de energía para abastecerla.

En Argentina finalizó recientemente la campaña 2009/10 de la soja, que dejó una cosecha récord de 52,7 millones de toneladas, según datos oficiales.

(1 dólar = 3,9975 pesos)

(Por Maximiliano Rizzi, editado por Gabriel Burin)