Venden el símbolo del escándalo británico por gastos políticos

lunes 6 de septiembre de 2010 13:16 GYT
 

LONDRES (Reuters) - Una casa flotante para patos, que se convirtió en el símbolo del escándalo de gastos parlamentarios que sacudió la política británica el año pasado, se vendió a beneficio de una organización de lucha contra el cáncer, según anunció el grupo el lunes.

El ex parlamentario británico conservador Peter Viggers cargó 1.645 libras (2.500 dólares) al Estado en gastos para pagar una casa para patos, dentro de una factura de 30.000 libras en jardinería.

La compra se convirtió en la imagen pública de un escándalo que enfureció al público y puso fin a muchas carreras políticas, incluyendo la de Viggers.

Un informe oficial indicó que cientos de parlamentarios habían presentado facturas excesivas entre 2004 y 2009 en objetos que iban desde comida para perros a limpieza de fosos, y les ordenó que devolvieran más de un millón de libras.

La casa para patos, diseñada para proteger a las aves de los zorros, se vendió el lunes en una subasta por 1.700 libras a un centro de negocios en el centro de Inglaterra, y Viggers donó el dinero a la organización benéfica Macmillan Cancer Support.

"Estamos realmente encantados de que haya salido algo bueno de todo el escándalo de gastos, y estamos agradecidos por la donación", indicó una portavoz de la organización.

(Reporte de Michael Holden; Traducido por la Redacción de Madrid)