COLUMNA-Etiqueta moderna: Lidiar con la sobrecarga de correos

lunes 20 de septiembre de 2010 15:26 GYT
 

Por Richard Baum

NUEVA YORK (Reuters) - Imagina que cientos de personas te hablan al mismo tiempo sobre decenas de temas distintos, y que cada uno espera una respuesta inmediata. Te volverías loco, o al menos subirías el volumen del iPod.

Y sin embargo, así es como puede sentirse uno al mirar la bandeja de entrada de su correo electrónico: una sucesión de preguntas, comentarios e invitaciones que instan a una respuesta rápida.

Sabemos que es educado responder rápido; es un instinto de etiqueta en el que hemos evolucionado desde que el hombre de la Edad de Piedra charlaba con el vendedor de hierro cueva a cueva

Y es una de las razones por las que comprobamos nuestras BlackBerry tan a menudo.

Más de un cuarto de los estadounidenses y un quinto de los británicos que miran su correo fuera de horas de trabajo lo hace porque sienten que se espera de ellos que respondan rápido, incluso fuera de las horas "normales" de oficina, según una encuesta publicada este mes por Xobni, un fabricante de software para buscar en la cuenta de Outlook.

(Las comillas son para la gente que piensa que el trabajo abandonó los horarios normales en torno al mismo día que Motorola pensó que sería una gran idea dejar que la gente llevara el teléfono en el bolsillo).

Pero las respuestas veloces suelen ser poco prácticas, especialmente si trabajas para una de esas empresas que esperan que trabajes de verdad. Así que aquí hay algunas estrategias para lidiar con una bandeja de entrada abarrotada sin perder la calma.

CONVIERTETE EN UN NINJA DE LOS FILTROS   Continuación...