EXCLUSIVA-Informática toma el centro de estrategia bélica Israel

martes 28 de septiembre de 2010 12:23 GYT
 

Por Dan Williams

JERUSALEN (Reuters) - La guerra cibernética se ha convertido en un pilar central de la planificación estratégica de Israel, con una nueva unidad de inteligencia militar creada para incorporar tácticas de pirateo informático de vanguardia, dijeron el martes fuentes de seguridad israelíes.

La búsqueda israelí de opciones para sabotear los computadores centrales de enemigos como Irán, junto con mecanismos para proteger sus propios sistemas, fueron revelados el año pasado por el jefe de inteligencia militar, el general Amos Yadlin.

El Gobierno del primer ministro, Benjamin Netanyahu, ha convertido desde entonces a la guerra cibernética una prioridad nacional "junto a los escudos antimisiles y la preparación de la retaguardia para resistir un futura guerra con misiles", dijo una fuente bajo la condición de anonimato.

La revelación de que un sofisticado gusano informático, Stuxnet, fue descubierto en el reactor atómico Bushehr y que pudo adentrarse más en el programa nuclear iraní llevó a expertos internacionales a señalar a los israelíes como los responsables.

Israel no ha comentado operaciones específicas.

Analistas dicen que la cibernética ofrece una alternativa sigilosa a los ataques aéreos que desde hace tiempo se espera que el Estado judío lance contra Irán, los que tendrían enormes obstáculos operativos además de correr el riesgo de desatar una guerra regional.

Según fuentes de seguridad, durante los últimos dos años la división de inteligencia militar, especializada en escuchas telefónicas, imágenes satelitales y otras formas de espionaje electrónico, estableció una unidad de guerra cibernética cuyo personal está compuesto por reclutas y oficiales.

Las fuentes no comentaron qué parte del trabajo de la unidad es ofensivo, pero indicaron que las defensas cibernéticas israelíes son responsabilidad de la agencia de inteligencia local Shin Bet.

(Traducido por la Redacción de Madrid; Editado en español por Juana Casas)