Compañía rusa devela plan para construir primer hotel espacial

jueves 30 de septiembre de 2010 13:05 GYT
 

MOSCU (Reuters) - La principal constructora ruso para la Estación Espacial Internacional (EEI) planea construir el primer hotel en el espacio para explotar el creciente mercado del turismo privado, dijo el jueves un ejecutivo de la empresa.

Energia, en la cual participa el Estado ruso, se encuentra en la búsqueda de inversores para una estación espacial privada que alojaría a siete personas y funcionaría como un hotel, detalló Alexander Derechin, el segundo a cargo del diseño en la compañía.

"En todo el mundo se están construyendo naves espaciales comerciales, tendrán que volar a algún lado", dijo Derechin a Reuters.

Energia se asoció con la incipiente firma Orbital Technologies, que conseguirá a los inversores y comercializará los servicios.

El interés por el exclusivo turismo espacial ha crecido en los últimos años. Virgin Galactic, una filial de Virgin Atlantic Airways, dijo previamente este año que desea hacer pruebas de lanzamiento de vuelos espaciales en el 2011.

El hotel brindará servicios para la investigación científica, proyectos de medios y entretenimientos y podrá acoplarse con la cápsula espacial rusa Soyuz y la nave Progress, dijo Orbital en un comunicado.

Los inversores privados prometieron destinar entre 100 millones y 1.000 millones de dólares, señaló Derechin. Orbital dijo que varios clientes ya firmaron contratos.

"No creo que podamos completarlo antes del 2015, pero tampoco creo que se demore mucho más que eso. La competencia está creciendo y tenemos que apurarnos", sostuvo Derechin.

El proyecto ruso competirá con Bigelow Aerospace, una compañía basada en Las Vegas y liderada por el empresario hotelero Robert Bigelow, dueño de Budget Suites of America, que también planea construir un complejo espacial, agregó.

Previamente este año, Rusia dijo que suspendería temporalmente los viajes de turistas espaciales, debido a que no tenía capacidad adicional en los vuelos del Soyuz, ya que la EEI se expandió para alojar a una tripulación permanente de seis personas.

(Reporte de Gleb Bryanski)