ANALISIS-Mexicana con incierto futuro, reduce tamaño o quiebra

lunes 4 de octubre de 2010 17:25 GYT
 

Por Verónica Gómez Sparrowe

MEXICO DF (Reuters) - La suerte de la atribulada aerolínea Méxicana parece estar echada: o reduce su tamaño y despide miles de empleados para retomar el vuelo o está condenada a la quiebra.

La empresa, una de las dos mayores de su ramo en México, no ha podido obtener fondos para reanudar sus vuelos, suspendidos desde agosto porque no puede cubrir sus costos, mientras posibles inversionistas ven como única opción reducir sus dimensiones y recortar buena parte de sus 8.000 empleados.

Mexicana debe más de 1,000 millones de dólares a bancos, arrendadoras de aviones, aeropuertos, proveedores y miles de usuarios que compraron boletos y no recibieron el servicio.

Y pese a que la firma, propiedad del grupo privado Tenedora K -que la compró en agosto por menos de 100 dólares con un fallido plan para capitalizarla- busca negociar con sus acreedores una reestructuración y recursos frescos para volver a volar, el panorama se ve complicado.

Nuevos posibles inversionistas han condicionado su entrada a que la aerolínea adopte un nuevo modelo de negocios y logre acuerdos con sus sindicatos para reducir a menos de la mitad la plantilla de pilotos, sobrecargos y personal de tierra.

"Según lo que han presentado inversionistas interesados, de 110 aviones (que tenían) operando (Mexicana y sus dos filiales), serían alrededor de 30. Eso significaría una reducción muy sensible", dijo el secretario del Trabajo, Javier Lozano, en declaraciones recientes.

El plan más reciente para reestructurarla fue presentado por inversionistas vinculados al banco local Ixe, y considera una empresa de menor tamaño, cubriendo gran parte de las rutas internacionales que operaba antes, y una flota compuesta por un sólo tipo de avión para ganar eficiencia.

"Son inversionistas, a partir de Enrique Castillo (presidente de Ixe)", dijo el lunes Fernando Perfecto, líder del sindicato de pilotos ASPA.   Continuación...