Maíz transgénico avanza lentamente hacia el mercado en México

miércoles 6 de octubre de 2010 17:20 GYT
 

Por Mica Rosenberg

MEXICO DF (Reuters) - El maíz genéticamente modificado avanza lentamente hacia el mercado mexicano tras vencer años de barreras legales, pero donde algunos agricultores ven la promesa de reducción de importaciones otros ven una amenaza a su herencia.

Por años, la reverencia al maíz en México, al que se considera como la cuna del grano, ha hecho dudar al país sobre la adopción de las semillas de maíz trangénico.

México es una gran importador de alimentos que se ha visto superado por gigantes exportadores como Estados Unidos, en el norte, y Brasil, en el sur, y simpatizantes de los transgénicos dicen que ese tipo de cultivos podría ayudar a revertir esa tendencia.

El año pasado, después de una década de discusiones políticas, México completó un paquete de leyes que permiten la siembra experimental con semillas genéticamente modificadas, diseñadas para resistir ciertas plagas o herbicidas, reduciendo los costos e incrementando los rendimientos.

Recientemente, Monsanto, la mayor firma de semillas del mundo, y Pioneer Hi-bred International, unidad agrícola de DuPont, completaron pruebas en pequeños y aislados campos en tres estados en el norte de México con resultados positivos.

Esta es la primera vez que semillas de maíz genéticamente modificado han podido ser sembradas en suelo mexicano desde 1998, cuando el Gobierno emitió una moratoria para estudios hasta que se aprobó un marco legal para regular ese tipo de cultivos.

"Creo que ahora lo que hay que hacer es recuperar el tiempo perdido, que México pueda usar tecnologías del siglo XXI si quiere, ser competitivos si no vamos a ser un país importador", dijo Fabrice Salamanca, director de AgroBIO, que representa a firmas biotecnológicas que participan en las pruebas.

Empresas con experimentos verificados como seguros están apuntando hacia productores con subsidios para iniciar proyectos pilotos en grandes áreas el próximo año en los estados de Sinaloa y Tamaulipas, en el norte del país, dijo Salamanca.   Continuación...