Pérdida de agua dulce genera riesgo para alimentos y salud: ONU

viernes 22 de octubre de 2010 16:33 GYT
 

TOKIO (Reuters) - El daño a los ríos, pantanos y lagos amenaza con desestabilizar la diversidad de las especies de peces de agua dulce, generando riesgos para la seguridad de los alimentos, los ingresos y la nutrición, indicó el viernes un reporte respaldado por la ONU.

Los ríos y lagos son la fuente de 13 millones de toneladas de pescados anualmente, que a su vez proveen empleo a 60 millones de personas, dijo el estudio del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP por su sigla en inglés) y el Centro Mundial de Pesca.

Los pescados de aguas internas también son importantes para la nutrición, sobre todo en Africa y partes de Asia, al suministrar micronutrientes como vitamina A, calcio, hierro y zinc, añadió el reporte.

El informe señaló que esos factores ponen de relieve el riesgo que genera para los humanos la destrucción de los ecosistemas de agua dulce y la urgente necesidad de protegerlos de la contaminación, el cambio climático, la pesca excesiva y la construcción de diques.

El reporte fue presentado al margen de la reunión que se desarrolla desde el 18 hasta el 29 de octubre en Nagoya, Japón, destinada a presionar a los gobiernos y a las compañías para que se esfuercen más por combatir las pérdidas de especies de animales y plantas.

Si bien la producción pesquera ha crecido en Asia y Africa en los últimos 40 años, la actividad en otras regiones se ha estancado y, en algunos casos, ha disminuido, debido, entre otras cosas, al daño ambiental.

Las reservas de peces en el Río Volga, en Europa, se achicaron por la presencia de diques, mientras que en los lagos Malawi y Malombe, en Africa, también se redujeron por las prácticas abusivas y la degradación ambiental.

"Se necesita un esfuerzo coordinado para proteger y mantener estos llamados servicios de ecosistemas 'gratis' alrededor del mundo", dijo Yumiko Kura, del Centro Mundial de Pesca, en una conferencia de prensa en Nagoya.

"Es importante preservar a estos servicios de ecosistemas naturales de la destrucción humana, ya que es muy costoso reemplazarlos una vez que desaparecen", agregó.

(Reporte de Chisa Fujioka; editado en español por Lucila Sigal)