Vehículos de Street View captaron correos y claves: Google

viernes 22 de octubre de 2010 16:30 GYT
 

SAN FRANCISCO (Reuters) - La empresa de internet Google reconoció que una flota de automóviles con herramientas inalámbricas recopiló correos electrónicos y claves de usuarios en varios países, y dijo que estaba cambiando sus prácticas de privacidad.

Google dijo que quería borrar los datos tan pronto como fuera posible. La empresa había informado de la recolección caótica de datos en mayo, pero entonces dijo que la información captada se limitaba a "fragmentos" de datos porque los automóviles siempre estaban en movimiento.

Desde entonces, los reguladores de varios de los 30 países donde circularon los vehículos han inspeccionado los datos.

"Está claro de esas inspecciones que si bien la mayoría de los datos son fragmentarios, en algunos casos correos electrónicos completos y URL fueron captadas, al igual que claves", dijo el vicepresidente de Ingeniería e Investigación de Google, Alan Eustace, en una entrada en un blog de Google el viernes.

Google dijo que había nombrado a Alma Whitten director de privacidad para ingeniería y gestión de producto, y que la compañía estaba añadiendo nuevos procesos internos para que los jefes de producto de ingeniería mantengan un registro de cómo se gestionan los datos de los usuarios.

La empresa también dijo que estaba mejorando su privacidad formando a ingenieros y otros grupos importantes en el seno de la compañía.

Los automóviles de Steet View, conocidos por recorrer todo el mundo tomando fotos panorámicas de las calles de las ciudades, recogieron los datos. La compañía muestra las fotos en sus mapas.

La recopilación de datos de redes WiFi no estaba vinculada al proyecto de Google Maps, pero se hizo para que Google tuviera datos de puntos neurálgicos WiFi para ayudar a suministrar servicios basados en la localización.

Google dijo que la recolección de datos adicionales fue un error debido a un fragmento de código informático de un proyecto experimental que fue incluido accidentalmente.

(Por Alexei Oreskovic. Traducido por Emma Pinedo en la Redacción de Madrid. Editado en español por Javier López de Lérida)