Ejecutivo UE adopta borrador normas contaminación transgénicos

martes 26 de octubre de 2010 13:44 GYT
 

Por Charlie Dunmore

BRUSELAS (Reuters) - La Comisión Europea finalizó el proyecto de la legislación que permitiría sólo hasta el 0,1 por ciento de material transgénico no aprobado en las importaciones de forrajes de la Unión Europea (UE), dijo el martes el ejecutivo del bloque.

El proyecto, que ahora debe ser aprobado por los estados miembros de la UE y sus legisladores, está diseñado para evitar una repetición de la interrupción que sufrió el año pasado el suministro de alimento animal de la UE.

Esto ocurrió cuando unos cargamentos de soja estadounidense fueron bloqueados debido a que se hallaron en ellos residuos de transgénicos no aprobados.

La semana pasada, España recibió su primer cargamento de maíz a granel desde Estados Unidos al menos en 12 años, lo que, según dijeron los operadores, podría ser un primer indicio de que las importaciones de maíz estadounidense a Europa se reanudarán una vez que las nuevas reglas estén en vigor.

Pero los responsables de la UE dijeron que si bien el límite de 0,1 por ciento hubiera permitido que algunos de los embarques de soja bloqueados el año pasado entren a la UE, el nivel de contaminación de transgénicos en algunos casos implicaba que la solución no habría resuelto todos los problemas.

Las propuestas adoptadas por la Comisión en general no contenían cambios respecto de los borradores a los que accedió Reuters este mes, mostraron los detalles provistos por las autoridades.

Las propuestas introducen nuevas reglas armonizadas para las pruebas de cargamentos de granos de las aduanas de la UE, que les requerirían aprobar los forrajes de importación siempre que la concentración de cualquier material transgénico no aprobado descubierto sea inferior al 0,1 por ciento.

El límite sólo se aplicaría a los transgénicos que han sido aprobados en el país exportador pero cuya aprobación por parte de la UE está pendiente.

Pero la política de tolerancia cero del bloque sobre los transgénicos no aprobados en las importaciones de alimentos seguirá en vigor, pese a las advertencias de naciones exportadoras como Estados Unidos, Brasil y Argentina, de que las diferentes normas para los alimentos y los forrajes serán impracticables.

(Reporte de Charlie Dunmore)