Panasonic venderá teléfonos inteligentes en Japón en el 2011

martes 16 de noviembre de 2010 11:02 GYT
 

TOKIO (Reuters) - Panasonic dijo el martes que empezará a vender sus propios teléfonos inteligentes en Japón a principios del próximo año y en el extranjero en el 2012, en un tardío pero ambicioso intento por hacerse con parte de este próspero mercado.

Con el sistema operativo Android -de Google- los nuevos móviles competirán con el iPhone -de Apple-, que domina el mercado japonés de teléfonos avanzados, así como con el Galaxy S de Samsung Electronics.

El gigante japonés de productos electrónicos dirigidos al consumidor admitió que llegaba tarde a la fiesta de los teléfonos inteligentes, pero dijo que esperaba diferenciar sus dispositivos al hacer hincapié en las capacidades de conectarse en red con otros productos Panasonic.

"Calculamos mal la velocidad a la que los teléfonos inteligentes entrarían en el mercado japonés", dijo Osamu Waki, responsable de la filial de comunicaciones móviles de la compañía, en una rueda de prensa.

"Con el rápido cambio al Android, queremos ponernos al día rápidamente", agregó.

Panasonic aspira a elevar las ventas totales de teléfonos móviles a 15 millones de unidades en todo el mundo en 2015, frente a ventas previstas de 5,4 millones a 5,5 millones de unidades sólo en Japón en el año fiscal que finaliza en marzo.

La compañía se retiró de los mercados de móviles extranjeros en el 2006.

Su rival Sharp, que actualmente se encuentra en un distante tercer puesto de ventas de teléfonos inteligentes en Japón, dijo el lunes que aspiraba al 30 por ciento del mercado doméstico en los próximos dos a tres años.

(Información de Reiji Murai; Escrito por Isabel Reynolds; Editado en español por Juan José Lagorio)

 
<p>Imagen de archivo del logo de Panasonic en una conferencia de prensa en Tokio. Oct 6 2010 Panasonic dijo el martes que empezar&aacute; a vender sus propios tel&eacute;fonos inteligentes en Jap&oacute;n a principios del pr&oacute;ximo a&ntilde;o y en el extranjero en el 2012, en un tard&iacute;o pero ambicioso intento por hacerse con parte de este pr&oacute;spero mercado. REUTERS/Kim Kyung-Hoon/ARCHIVO</p>