22 de noviembre de 2010 / 17:48 / hace 7 años

Etanol de maíz "no fue una buena política" en EEUU: Gore

Por Gerard Wynn

ATENAS (Reuters) - El ex vicepresidente estadounidense Al Gore dijo que el apoyo al etanol en base al maíz "no fue una buena política", semanas antes de que se examine la renovación de un crédito fiscal al sector.

Las exenciones de impuestos a la mezcla del etanol hacen rentable el uso del combustible a las refinerías incluso cuando es más costoso que la gasolina. Las renovación de los créditos se decide el 31 de diciembre.

Los subsidios totales estadounidenses al etanol llegaron a 7.700 millones de dólares el año pasado según International Energy Industry, que dijo que a nivel mundial los biocombustibles recibieron más subsidios que cualquier otra forma de energía renovable.

"No es una buena política tener estos enormes subsidios para el etanol (estadounidense) de primera generación", dijo Gore, hablando ante una conferencia de negocios de energía renovable en Atenas patrocinada por Marfin Popular Bank.

"Creo que el etanol de primera generación fue un error. Los índices de conversión de energía son muy pequeños en el mejor de los casos", añadió.

"Una vez que un programa de este tipo se establece, es difícil tratar con los grupos de cabildeo que lo mantienen en marcha", sostuvo.

Gore explicó su propio apoyo por el plan original durante su candidatura presidencial.

"Una de las razones por las cuales cometí el error fue que presté particular atención a los agricultores de mi propio estado, Tennessee, y tenía cierta afición por los agricultores en el estado de Iowa porque era candidato a presidente", reveló.

El etanol se produce al extraer azúcar del maíz, un proceso intensivo de energía. La industria del etanol estadounidense consumiría un 41 por ciento del cultivo de maíz este año, o el 15 por ciento del cultivo mundial de maíz, según analistas de Goldman Sachs.

En el 2008 estalló un debate de "alimentos contra combustibles", de cara a la escalada de los precios de los alimentos a niveles históricos, donde la industria de biocombustibles fue criticada por contribuir al alza del valor de la comida.

Gore dijo que una serie de factores contribuyó a esa crisis de precios de los alimentos, incluyendo una sequía en Australia, pero dijo que no había dudas de que los biocombustibles también juegan un papel.

"El tamaño, el porcentaje de maíz en particular, que ahora es (usado para) etanol de primera generación tiene un impacto sobre los precios de los alimentos. La competencia con los precios de los alimentos es real", sostuvo.

Gore apoyó la llamada segunda generación de tecnologías que no compiten con los alimentos, incluyendo las tecnologías celulósicas que usan químicos y enzimas para extraer azúcar de la fibra por ejemplo de la madera, los residuos y el pasto.

"Sí creo que una segunda y tercera generación que no compitan con los precios de los alimentos van a cumplir un papel cada vez mayor, sin duda en combustibles de aviación", dijo.

Gore agregó que no espera en Estados Unidos una ley de energía limpia o del clima por "al menos dos años" tras las elecciones de medio término que dieron mayor apoyo a los republicanos.

Reporte de Gerard Wynn; Editado en Español por Gabriel Burin

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below