ANALISIS-La batalla de Wikileaks: ¿nueva cara de la ciberguerra?

lunes 13 de diciembre de 2010 08:01 GYT
 

Por Peter Apps

LONDRES (Reuters) - Los ataques a páginas web lanzados por seguidores de WikiLeaks muestran que la ciberguerra del siglo XXI está volviéndose un asunto más amateur y anárquico de lo que muchos predecían.

Pese a que muchos países han dedicado mucha atención y recursos a la ciberseguridad en los últimos años, la mayor parte del debate se ha centrado en la amenaza de grupos integristas como Al Qaeda o a los conflictos entre estados.

Sin embargo, los intentos para silenciar a WikiLeaks tras la filtración de unos 250.000 cables clasificados del Departamento de Estado parecen haber producido una reacción bastante distinta: algo así como una rebelión popular entre centenares o miles de activistas expertos en tecnología.

"Se ha iniciado la primera ciberguerra", dijo John Perry Barlow, ex letrista de Grateful Dead y fundador de la Electronic Frontier Foundation a sus seguidores en Twitter la semana pasada. "El campo de batalla es WikiLeaks. Ustedes son las tropas".

Algunos de los grupos más activistas de internet le tomaron la palabra. Uno, denominado Anonymous, colgó la cita en la parte superior de una web titulada "Operation Avenge Assange" (Operación Vengar a Assange), en referencia al fundador de WikiLeaks, Julian Assange.

El grupo Anonymous parece estar usando la red social Twitter para coordinar ataques a sitios web que pertenecen a entidades que consideran están intentando silenciar a WikiLeaks.

Entre los objetivos figuran MasterCard, Visa y un banco suizo. Todas ellas bloquearon los pagos a WikiLeaks bajo una aparente presión estadounidense.

También fue atacada la Fiscalía sueca, que está detrás del arresto en Londres de Assange en Londres, de quien el país nórdico ha pedido la extradición para interrogarlo por acusaciones de agresión sexual. Algunos defensores de WikiLeaks   Continuación...

 
<p>Foto ilustrativa que muestra una figura del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, en N&aacute;poles. Dic 6 2010 Los ataques a p&aacute;ginas web lanzados por seguidores de WikiLeaks muestran que la ciberguerra del siglo XXI est&aacute; volvi&eacute;ndose un asunto m&aacute;s amateur y an&aacute;rquico de lo que muchos predec&iacute;an. REUTERS/Ciro De Luca</p>