Assange de WikiLeaks dice que es víctima de difamación

viernes 17 de diciembre de 2010 07:59 GYT
 

Por Avril Ormsby

ELLINGHAM, Inglaterra (Reuters) - El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, dijo que es víctima de una campaña de difamación después de ser liberado bajo fianza por acusaciones de violación y enviado a pasar la Navidad en una casa de campo inglesa.

El experto en computación australiano de 39 años dijo que los controles que le aplican, que él describió como un "arresto domiciliario de alta tecnología", no detendrá la difusión de los secretos oficiales.

Una corte de Londres liberó el jueves a Assange, sobre una fianza de 200.000 libras (312.500 dólares), después de nueve días en la mayor cárcel de la capital británica. Suecia quiere extraditarlo para interrogarlo por supuestos delitos sexuales cometidos contra dos voluntarias de WikiLeaks.

"Esta ha sido una campaña de difamación muy exitosa y una muy equivocada", dijo Assange a la BBC después de llegar tarde el jueves a la casa de campo en Suffolk, en el este de Inglaterra, donde pasará Navidad y Año Nuevo.

Agregó que esperaba más intentos de difamación de las autoridades suecas, pero no dio detalles.

Assange desató la furia de las autoridades estadounidenses después de que su organización comenzara a difundir algunos de los 250.000 cables diplomáticos secretos de Estados Unidos que había obtenido, enviándolos a periódicos alrededor del mundo para amplificar su impacto.

El australiano dijo que sus opositores habían tomado las acusaciones en su contra para atacar WikiLeaks.

"Uno sólo necesita mirar la sonrisa burlona del secretario de Defensa (Robert) Gates al enterarse de mi arresto (...) para entender el valor de los opositores de esta organización", dijo Assange. Gates describió la semana pasada su arresto como buenas noticias.   Continuación...

 
<p>En primer plano, Julian Assange, fundador de WikiLeaks, afuera del Ellingham Hall en Norfolk, Gran Breta&ntilde;a. dic 16 2010. El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, dijo que es v&iacute;ctima de una campa&ntilde;a de difamaci&oacute;n despu&eacute;s de ser liberado bajo fianza por acusaciones de violaci&oacute;n y enviado a pasar la Navidad en una casa de campo inglesa. REUTERS/Paul Hackett</p>