Senado de EEUU bloquea ley de inmigración

sábado 18 de diciembre de 2010 14:49 GYT
 

WASHINGTON (Reuters) - Una polémica medida que brinda una vía hacia la ciudadanía a inmigrantes ilegales que llegaron a Estados Unidos cuando niños recibió un golpe mortal en el Senado de Estados Unidos de parte de republicanos que dijeron que recompensaba la actividad ilegal.

La iniciativa fue aprobada por la Cámara de Representantes de Estados Unidos este mes, pero fue rechazada en el Senado.

El presidente Barack Obama y los partidarios demócratas de la iniciativa volverán a impulsarla en el 2011.

"Es una decepción que no haya primado el sentido común", dijo Obama en un comunicado. "Pero mi Gobierno no cederá sobre esta iniciativa o en el tema de componer nuestro quebrado sistema inmigratorio", agregó.

La legislación brindaría residencia legal a jóvenes que llegaron ilegalmente a Estados Unidos antes de los 16 años y que se graduaron en la secundaria, completaron dos años de universidad o servicio militar y no tienen antecedentes penales.

"Creen en su fuero interno que este es su hogar, este es el único país que han conocido. Todos están pidiendo una posibilidad para servir a esta nación", dijo el senador demócrata Dick Durbin, quien patrocina la medida.

La medida era respaldada por activistas hispanos, que se han sentido decepcionados por el fracaso de los demócratas para cumplir con la promesa del Gobierno de realizar una reforma exhaustiva de la inmigración.

Con decenas de hispanos universitarios mirando desde la galería, la medida fracaso en una votación de 55 a 41. Aunque alcanzó la mayoría, el proyecto necesitaba el umbral de los 60 votos para avanzar en el Senado.

El fracaso de la iniciativa en el Senado significa que la legislación muere con el fin del actual Congreso. Sus partidarios enfrentarán una batalla difícil cuando el nuevo Congreso asuma el 5 de enero y los republicanos controlen la Cámara de Representantes y tengan mayor peso en el Senado.

(Reporte de Donna Smith y Andy Sullivan; Editado en español por Juan José Lagorio)