Apple quita aplicación WikiLeaks, Google la mantiene

miércoles 22 de diciembre de 2010 16:29 GYT
 

LOS ANGELES (Reuters) - Apple se unió a un creciente número de empresas estadounidenses que han roto relaciones con el polémico sitio WikiLeaks, al eliminar una aplicación de su tienda online que daba a los usuarios acceso al contenido de la página, argumentando que viola sus normas.

No obstante, Google Inc, que administra la segunda mayor tienda de aplicaciones en internet, ha mantenido en Android Marketplace más de media docena de servicios que hacen más fácil el acceso a los miles de documentos confidenciales del Gobierno de Estados Unidos que WikiLeaks publicó.

Los dos diferentes enfoques subrayan cuanto más difícil es para los programadores entrar a la plataforma del teléfono iPhone de Apple que al de Android.

Algunas de las aplicaciones de Android ofrecen acceso directo a los cables de Wikileaks, e incluso una función alerta a los usuarios cada vez que un nuevo documento se hace público en WikiLeaks.

En las últimas semanas, un grupo de compañías como Amazon.com y Bank of America han retirado sus servicios a WikiLeaks, que ha indignado a las autoridades estadounidenses al difundir los documentos.

Pero, en un revés para las organizaciones que han cortado relaciones, grupos de ciberactivistas han atacado a empresas -como Visa- consideradas enemigas de WikiLeaks.

El fundador del sitio, Julian Assange, quedó días atrás en libertad bajo fianza en Gran Bretaña, donde trata de evitar su extradición a Suecia por supuestos delitos sexuales.

"Hemos eliminado la aplicación de WikiLeaks porque violaba las normas de los desarrolladores", dijo Apple en un comunicado el miércoles.

"Las aplicaciones deben cumplir con todas las leyes locales y no poner a un individuo o grupo en peligro", agregó.   Continuación...

 
<p>Imagen de archivo de una tienda Apple en California, dic 8 2010. Apple se uni&oacute; a una serie creciente de empresas estadounidenses que han roto relaciones con WikiLeaks, al eliminar una aplicaci&oacute;n de su tienda online que daba a los usuarios acceso al controvertido contenido del sitio, al decir que hab&iacute;a violado sus normas. REUTERS/Fred Prouser/Archivo</p>