Datos de salud en internet, populares pero poco contrastados

martes 4 de enero de 2011 09:40 GYT
 

LONDRES (Reuters) - El número de personas que buscan información sobre salud en internet crecerá a medida que los trabajadores vuelvan del paréntesis vacacional, pero pocos comprobarán de dónde provienen los datos, según un sondeo internacional difundido el martes.

Un informe de investigadores de la London School of Economics (LSE) realizado por la firma sanitaria privada Bupa señaló que dado que los 'smartphones' (teléfonos inteligentes) y las tabletas van camino a superar a los ordenadores personales en el 2012, habrá más información online y más formas de acceder a ella que antes.

El sondeo Bupa Health Pulse encuestó a más de 12.000 personas en Australia, Brasil, el Reino Unido, China, Francia, Alemania, India, Italia, México, Rusia, España y Estados Unidos y halló que el 81 por ciento de quienes tenían acceso a internet lo usaban para buscar consejos sobre salud, medicinas o dolencias médicas.

Los rusos son los que más buscan datos sobre salud en internet, seguidos de los chinos, los indios, los mexicanos y los brasileños. Los franceses son los que menos recurren a la web en este tema, según el sondeo.

El trabajo también halló que el 68 por ciento de quienes tienen internet lo han usado para buscar información sobre medicinas específicas y casi cuatro de cada 10 buscaron las experiencias de otros pacientes.

"Las nuevas tecnologías están ayudando más a la gente de todo el mundo a averiguar más sobre su salud y a tomar decisiones más informadas. Sin embargo, han de asegurarse de que la información que encuentren les ayuda a estar mejor, no peor", dijo David McDaid, destacado miembro de investigación en

LSE.

En el Reino Unido, donde Bupa predijo que habrá 40 millones de entradas en páginas de salud esta semana a medida que la gente vaya queriendo aplicar sus propósitos de Año Nuevo tras la Navidad, los expertos advirtieron de que mucho del contenido sanitario online no está contrastado y la población tendrá dificultades para saber en qué confiar.

Sólo un tercio de los encuestados dice que comprobaron de dónde procedían los consejos.   Continuación...