Arrestan activistas por ataques cibernéticos en Reino Unido

jueves 27 de enero de 2011 12:01 GYT
 

LONDRES (Reuters)- La policía británica arrestó el jueves a cinco jóvenes tras una investigación a activistas de Internet que realizaron ataques cibernéticos contra grupos que consideraban eran enemigos del sitio WikiLeaks.

"La arrestos estaban relacionados con ataques recientes de 'Denegación Distribuida de Servicio' (DDoS) por un grupo online que se hace llamar a sí mismo 'Anonymous'", dijo la policía en un comunicado.

Activistas llevaron a cabo una serie de ataques en línea contra instituciones que consideran son enemigas de WikiLeaks, dando de baja temporalmente a sitios de gigantes de tarjetas de crédito como Visa y MasterCard, o del Gobierno sueco.

Varias compañías pusieron fin a los servicios de WikiLeaks después de que el sitio enfureciera a las autoridades de Estados Unidos mediante la publicación de miles de informes diplomáticos secretos.

Suecia quiere extraditar al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, desde Gran Bretaña para interrogarlo sobre acusaciones de agresión sexual.

Funcionarios de una unidad de policía especializada que maneja el crimen en línea detuvo a los cinco hombres, de entre 15 y 26 años, en redadas de viviendas en el centro y sur de Inglaterra.

La policía británica dijo que estaba trabajando con sus pares en Europa continental y Estados Unidos en la investigación de "Anonymous".

El mes pasado, la policía holandesa arrestó a dos adolescentes sospechosos de estar involucrados en una campaña en línea. Enfrentan un juicio este año.

Un ataque de DDoS consiste en afectar un servidor para hacer que no esté disponible para los usuarios.

La máxima pena en Gran Bretaña por delitos de abuso son 10 años de prisión y una multa de 5.000 libras esterlinas (7.953 dólares).

(1 dólar= 0,6287 libras esterlinas)

 
<p>Imagen de archivo del sitio web WikiLeaks visto desde un ordenador en Hoboken, EEUU, nov 28 2010. La polic&iacute;a brit&aacute;nica arrest&oacute; el jueves a cinco j&oacute;venes tras una investigaci&oacute;n a activistas de Internet que realizaron ataques cibern&eacute;ticos contra grupos que consideraban eran enemigos del sitio WikiLeaks. REUTERS/Gary Hershorn</p>